Opositor Félix Navarro se enferma con COVID-19 en prisión

El líder del Movimiento por la Democracia “Pedro Luis Boitel”, se encuentra recluido en la cárcel de Agüica, Matanzas, condenado a 9 años de prisión por las protestas del 11J
Preso político Félix Navarro enfermo de COVID
 

Reproduce este artículo

El opositor cubano Félix Navarro, preso político por las manifestaciones de julio de 2021, está enfermo de COVID-19 en un penal de la provincia de Matanzas, según denunció este viernes el activista Marcel Valdés.

Navarro, líder del Movimiento por la Democracia “Pedro Luis Boitel”, se encuentra recluido en la cárcel de Agüica, condenado a 9 años de prisión. “Me llega una información desde la prisión y su esposa Sonia Álvarez me lo confirma, Félix Navarro se encuentra con COVID, necesito que compartan esta información y que llegue a todos lados, cualquier cosa que le suceda a Félix es total responsabilidad de la dictadura.”, afirmó Valdés en su perfil de Facebook.

Félix Navarro Rodríguez (68 años) es profesor de Física y ex prisionero político del Grupo de los 75, disidentes encarcelados durante la Primavera Negra del 2003. Su hija, Sayli Navarro, miembro del movimiento prodemocrático liderado por su padre, también fue condenada, en su caso a 8 años de prisión, por participar en el levantamiento popular del 11J pasado en decenas de localidades de Cuba.

Donaida Pérez Paseiro, presa política cubana por participar en las protestas antigubernamentales de julio de 2021, también enfermó de la COVID-19 recientemente en una cárcel de la provincia de Villa Clara, según comunicó a ADN Cuba una fuente familiar.

Activistas y presos políticos han denunciado las malas condiciones de vida en las prisiones cubanas, donde el gobierno comunista no permite la entrada de prensa independiente ni de organismos internacionales de derechos humanos. Con frecuencia, familiares de prisioneros reportan brotes de coronavirus, dengue u otros padecimientos como diarreas.

El gobierno asegura tener controlada la pandemia, pero un estudio de The Economist pone en duda la confiabilidad de la instituciones del Estado cubano. La revista británica asegura que el número de muertes por COVID-19 en la isla puede haber sido hasta seis veces mayor que lo reportado oficialmente, informó el medio este 4 de agosto.

Según The Economist, hasta agosto de 2022 se reportan en la isla 8 529 muertes por la pandemia. “Nuestro modelo estima que el número real podría ser mucho mayor. El exceso de mortalidad (…) sugiere que hasta 62 000 cubanos pueden haber muerto como resultado de la pandemia”, precisa la fuente.

“Ese aumento del 600% sobre la cifra oficial es probablemente el resultado de pruebas inadecuadas y otros problemas. Es posible que los funcionarios también hayan subestimado las muertes”, agregó la publicación.

El dengue es otra enfermedad que amenaza a los presos políticos cubanos. A inicios de julio se conoció que la activista Aymara Nieto Muñoz, miembro de las Damas de Blanco, y el manifestante del 11J Andy García Lorenzo, enfermaron de dengue en las instituciones penales donde se encuentran recluidos por oponerse al régimen.

Elaine Rodríguez denunció el 21 de julio que su hermano Maikel Rodríguez del Campo, preso político por las protestas antigubernamentales de julio de 2021, también se encontraba enfermo con dengue en un penal de la provincia de Holguín, sin que sus familiares hubieran sido notificados.