“¿Por qué nos ven como enemigos?”: Haydée denuncia acoso de Seguridad del Estado a periodistas y sociedad civil
La cantante y compositora cubana Haydée Milanés se pronunció sobre el acoso de la Seguridad del Estado a los periodistas independientes, tan solo por apartarse de la narrativa oficial y hacer su trabajo
 

Reproduce este artículo

La cantante y compositora cubana Haydée Milanés se pronunció sobre el acoso de la Seguridad del Estado a los periodistas independientes, tan solo por apartarse de la narrativa oficial y hacer su trabajo. Llamó a que el régimen respetara las críticas y opiniones de los jóvenes cubanos. 

Este jueves, activistas y periodistas independientes amanecieron con vigilancia policial y de la Seguridad del Estado en las afueras de sus casas para impedirles salir. Quienes lo intentaron, fueron amenazados por agentes, cara a cara o mediante llamadas telefónicas para que no participaran en una presunta marcha pacífica contra el Decreto-Ley 370.

Esta segunda operación coordinada del gobierno contra la sociedad civil en menos de un mes, provocó las reflexiones de Haydée Milanés. La intérprete, además denunció el gran cerco con el que se impidió la protesta convocada para el 30 de junio pasado, con la que se pretendía pedir justicia por la muerte del joven negro Hansel Hernández, víctima de un disparo por la espalda que le dio un policía.

En su página oficial de Facebook, la artista escribió: “El pasado 30 de junio no fue un día bueno para mí. Amanecí con la noticia de que mis amigos, la periodista independiente Mónica Baró y el cineasta (también independiente) Carlos Lechuga, fueron sometidos a una vigilancia por parte de la Seguridad del estado cubano, fuera de sus casas, para impedir que salieran a lo largo del día. Luego me enteré de que había muchos jóvenes en esta misma situación. Se había organizado una manifestación, a la que mis amigos ni siquiera tenían pensado asistir”.

Milanés dijo que “ese día, afuera de mi casa, no había una patrulla vigilando como en casa de Mónica, ni había un agente de la Seguridad vestido de civil, como en casa de Carlitos, pero yo me sentí como si hubiesen estado ahí todo el tiempo. Me sentí muy mal, muy triste”.

“Qué sensación tan penosa, tan vergonzosa y absurda, saber que le están haciendo esto a los jóvenes más brillantes que conozco. Qué pena saber todo lo que se está perdiendo Cuba; todo el talento, la frescura y la inteligencia. Muy duro entender como tan fácilmente deciden no dejarte salir de tu casa, porque ellos creen que eres una amenaza”.

También denunció que este jueves 30 de julio, exactamente un mes después de la represión anterior, amaneció “con la misma noticia”.

“Esta vez no dejaron salir a mis amigas las periodistas independientes Mónica Baró y Luzbelis Escobar (entre otros)”.


Haydée Milanés, quien es una de las cantantes cubanas más prestigiosas de la actualidad, cuestionó a las autoridades del régimen: “¿Por qué no quieren escuchar a los jóvenes cubanos, por qué se empeñan en acallar sus voces? ¿Por qué nos ven como enemigos? ¿Por qué se muestran tan susceptibles a las críticas? ¿No sería interesante, inteligente abrirse un poco, y escuchar lo que piensan y sienten los jóvenes de Cuba, los profesionales que el propio país ha formado?”.

La artista cree que reprimiendo las opiniones divergentes los dirigentes cubanos “se están perdiendo una gran oportunidad. Y por supuesto, y sobre todo, nos la estamos perdiendo nosotros, que amamos Cuba, y soñamos lo mejor para ella”.

 

 

La cantautora Yaima Orozco, compartió la publicación de Milanés y apoyó explícitamente a las periodistas independientes Mónica Baró y Luz Escobar. “Hagamos de una vez un mejor país, vivámoslo soberanamente. Estamos aquí, no nos hemos ido ni queremos. Esta es nuestra casa, mantengámosla en pie, reparémosla. ¡¡Viva Cuba... libre!!”, publicó en sus redes sociales.

Otros artistas también apoyaron a Milanés en su denuncia. El actor y humorista Ulises Toirac comentó que “no hay solución cercana a la perfección que no nazca del parto de quienes no piensan igual. Y la patria no es de nadie en particular. Es de todos el deber de servirla desde nuestros credos particulares aunque ello suponga el más doloroso de los partos”.

Luis Alberto García, emblemático actor cubano del cine y la televisión, celebró la denuncia de Haydée y pidió “incluir a los que no somos tan jóvenes y amamos a Cuba igual que ustedes, pero desde hace más tiempo”.