Policía que mató a cubano tras el 11J será llevado a los tribunales

Subteniente de la Policía Yoennis Pelegrín Hernández, quien mató de un disparo al manifestante Diubis Laurencio Tejeda, será juzgado en el Tribunal Militar Territorial Occidental
Subteniente de la Policía Yoennis Pelegrín Hernández, quien mató de un disparo al manifestante Diubis Laurencio Tejeda, será juzgado en el Tribunal Militar Territorial Occidental
 

Reproduce este artículo

El subteniente de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) Yoennis Pelegrín Hernández, quien asesinó de un disparo al manifestante cubano Diubis Laurencio Tejeda el pasado 12 de julio será investigado y presuntamente juzgado por la Fiscalía Militar, confirmó a 14ymedio una fuente cercana a esa institución.

Pelegrín Hernández, de 28 años, se desempeñaba como jefe de sector del barrio Mantilla, cerca de La Güinera, municipio Arroyo Naranjo, donde ocurrió el asesinato de Laurencio Tejeda.

De acuerdo con 14ymedio, el subteniente de la PNR apareció inicialmente como testigo en el expediente del caso, pero tras la divulgación por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), la prensa independiente y cartas de ciudadanos a diferentes instancias, provocaron que se reconsiderara la investigación.

Pelegrín Hernández será enjuiciado en el Tribunal Militar Territorial Occidental, ubicado en El Calvario, Arroyo Naranjo, bajo los supuestos delitos de 'homicidio' y 'lesiones'.

"El gobierno ha filtrado esta nueva información porque sabe que la Unión Europea va a mencionar el caso de Diubis en su resolución este 16 de septiembre", declaró a ADN Cuba Yaxys Cires Dib, director de Estrategia del OCDH.

 

Tuit de Cires Dib.

Tuit de Cires Dib.

 

El 13 de julio, el Ministerio del Interior (Minint) publicó una nota informativa sobre el ciudadano cubano  Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años, quien ‘resultó fallecido’ en la noche del 12 de julio, tras un enfrentamiento con la policía en el poblado Güinera, municipio de Arroyo Naranjo, La Habana.

Dicha institución manifestó que “grupos organizados de elementos antisociales y delincuenciales (...) alteraron el orden e intentaron dirigirse hacia la Estación de la Policía Nacional Revolucionaria del territorio, con el objetivo de agredir a sus efectivos y dañar la instalación”, pero no dieron detalles sobre la muerte de Laurencio Tejeda.

El Minint expuso que el fallecido tenía “antecedentes por desacato, hurto y alteración del orden, por lo cual cumplió sanción”. 

Posterior a esta declaración oficial, el 19 de julio un familiar cercano del joven fallecido -con identidad protegida-, aseguró al medio Diario de Cuba que un policía le disparó por la espalda durante la manifestación.

"La bala le atravesó el pulmón y se alojó en el corazón, lo que provocó su muerte inmediata. Todos los delitos que supuestamente él cometió, según la nota oficial, son falsos. Él jamás estuvo preso por esas causas, ni por ninguna otra. Era una persona muy alegre, le encantaba el reggaetón. Nuestra familia está muy indignada con todas las mentiras que han dicho sobre él", agregó.

No fue hasta el 13 de agosto que trascendió el expediente de fase preparatoria sobre los sucesos en los que estuvo involucrado Laurencio Tejeda.

Según el documento al que tuvo acceso Diario de Cuba, la Fiscalía consideró primero que el subteniente Yoennis Pelegrín Hernández, quien disparó contra el joven, actuó "en legítima defensa". En su declaración, el policía expone que disparó hacia la manifestación al ver que dos de sus colegas habían sido lesionados por pedradas en brazos y piernas y por las "provocaciones y amenazas" de los manifestantes. La pistola que utilizó Pelegrín Hernández para disparar es una Makarov de fabricación rusa, precisa el informe. 

A mediados de agosto el OCDH exigió una investigación independiente sobre la muerte del manifestante Diubis Laurencio Tejeda.