Polémica: ¿pacto entre bambalinas de actores cubanos con oficialismo?
El Día del Teatro Cubano ha llegado con la polémica por la posible creación de un gremio para actores
 

Reproduce este artículo

El Día del Teatro Cubano ha llegado en medio de una polémica entre actrices y actores, por la posible creación de un gremio para estos artistas, reconocido por el oficialismo.

El pasado 27 de noviembre, amenazados por fuerzas de seguridad de la dictadura, artistas visuales, cineastas, escritores, músicos, activistas y cubanos en general que pedían respeto para el Movimiento San Isidro y las libertades en Cuba, lograron presionar a los funcionarios para que los recibieran en la institución.

Ante el viceministro Fernando Rojas, y otros dirigentes castristas, se dio un diálogo en el que se denunció la represión contra el MSI y el arte independiente, y se lograron compromisos que el gobierno rompió pocas horas después. Desde entonces, el Mincult ha estado maniobrando para dividir al 27N y castigar a los “desobedientes”. Mientras se ha negado al diálogo con los más críticos y disidentes, llama a algunos artistas y aspirantes a serlo, para escenificar una obra donde el castrismo se presente como tolerante.

La actriz emigrada Olivia Sofía Manrufo, a quien muchos recordarán por su actuación en el programa Vivir del cuento, telenovelas y películas cubanas, destapó lo que ha estado sucediendo discretamente entre decenas de actores, al publicar mensajes y un documento sobre la posible fundación de un gremio.

“Yo sé, y toda Cuba sabe lo que pasó a partir de ese día [27N]. Porque el mismo viceministro triste se encargó de deslegitimar, minimizar en el Noticiero Nacional de Televisión, lo que había acordado con el grupo de 32, representación democrática de la multitud, con el que dialogó. Y poco después el mismísimo ministro ausente apareció para sentenciar lo ocurrido y lo que ocurriría a partir de ese momento”, expresó Manrufo en su perfil de Facebook.

Por eso se indignó al recibir un mensaje invitándola a participar en la conformación de la Asociación de Actores de Cuba.

“Yo recibo este mensaje, leo y leo el documento y los firmantes de dicho documento [más de 200]. Al parecer los actores cubanos sí encontraron una forma de dialogar con las mismas personas que públicamente dijeron NO al diálogo. Al parecer los actores cubanos, se sienten más actores que cubanos”, denunció la joven.

El comunicado en cuestión, expone: “Amigos a raíz del 27N se nos abrió una puerta con el Mincult y ellos están interesados en dialogar sobre las problemáticas que nos preocupan a los actores cubanos. Se creó un grupo de WhatsApp para eso y hubo una reunión a principios de este año en representación de este gremio. Como somos muchos no pudimos contactar a todos... pero dentro de esa asamblea se tomó como único punto que el Ministerio de Cultura apruebe fundar La Asociación de Actores de Cuba”.

Y continuaba el mensaje de convocatoria: “es de conocimiento que en otras ocasiones ya han (sic) habido deseos y se nos ha tronchado, pero en esta ocasión hay un interés de ambas partes y una iniciativa legal para eso...”

“Una vez creada esta asociación en nuestros estatutos y reglamento dejaremos plasmados nuestros puntos. En ese documento solo dejamos algunas ideas por las cuales llegamos a este hoy... espero lean el documento, lo analicen y si desean suscribirlo hagan llegar su nombre a Daniel Triana”.


Olivia Manrufo respondió: “Yo podría decir muchas cosas, pero no sé cómo decirlas sin que se me reviente el hígado entonces no las diré. Además, creo que cuando leemos las palabras del Ministro de Cultura y después leemos la declaración/petición de Los Actores Cubanos, casi que por fuerza de gravedad te caen como punzones en el estómago, las conclusiones”.

“Yo sé, pocas cosas, pero la última cosa que he entendido es que no quiero ser cómplice nunca más. Yo quiero una Cuba para todxs y si las vías que se encuentren en la transformación no funcionan para todxs, pues simplemente, amigos actores, no funcionan”, cerró la actriz.

Gracias al post de Manrufo, conoció del asunto la actriz y escritora Lynn Cruz, censurada y reprimida por la Seguridad del Estado. Otros intérpretes la incluyeron en los chats donde se planificaba la Asociación de marras, pero finalmente ella decidió deslindarse del proyecto.

“Especialmente por mi condición de actriz censurada no estoy de acuerdo con los planteamientos que serán discutidos en nombre de los actores, teniendo en cuenta el documento que presentarán ante el Ministro. Me parece entretenimiento, simplemente porque no dialoga con la realidad de los artistas perseguidos y censurados”, expresó Cruz en ese foro, y luego republicó en sus redes sociales.

Documento para el "diálogo" de actores con el régimen


“Considero que sí traicionan las demandas acordadas entre los distintos gremios durante la protesta del 27 de noviembre, que forzó este nuevo diálogo con las instituciones, y que incluyen lo esencial para mí, el derecho legítimo a ser independientes de las instituciones estatales sin que ello se considere un delito o sea usado para la politiquería del gobierno en sus campañas de descrédito a periodistas, artistas incluso al propio pueblo cubano, en la televisión”.

La actriz concluyó expresando: “Como actriz, y como ser pensante, soy consciente de que tengo más libertad de expresión que el resto de las personas y esa condición me hace ser responsable de exigir la libertad no solo del arte sino de la prensa, para que los políticos no se sientan soberanos. Este tipo de sistema como en 1984 de George Orwell, caerá por su propio peso y no quiero ser abanderada del neoliberalismo autoritario”.

Ambas publicaciones en Facebook han sido centro de debates, con respuestas de algunos actores complacidos con la idea de obtener beneficios para su gremio, aparte de los demás. Para conocer el curso de la discusión, puede acceder al perfil de Olivia Manrufo, y al de Lynn Cruz.