Luego de torturarla régimen permite a Mary Karla Ares ver a sus padres

La periodista cubana Mary Karla Ares González pudo finalmente ver a sus padres ayer 25 de mayo, luego de ser torturada durante días por el régimen cubano, que la mantiene prisionera desde el pasado 30 de abril por cubrir la manifestación pacífica que ocurrió en la calle Obispo de La Habana.
Periodista Mary Karla Ares y sus padres
 

Reproduce este artículo

La periodista cubana Mary Karla Ares González pudo finalmente ver a sus padres ayer 25 de mayo, luego de ser torturada durante días por el régimen cubano, que la mantiene prisionera desde el pasado 30 de abril por cubrir la manifestación pacífica que ocurrió en la calle Obispo de La Habana.

Según reportó La Hora de Cuba en Facebook, la reportera del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP) fue llevada hasta Villa Marista, donde la Seguridad del Estado tiene su sede capitalina. Ares González está retenida en la unidad policial de 7ma y 62.

Carlos Alberto Ares, padre de la joven, contó al ICLEP que “Después de 25 minutos tuvimos la oportunidad de ver a nuestra hija personalmente. Se nos permitió una visita en Villa Marista... pudimos estar 45 minutos con ella, le pudimos llevar algo de alimento, pudimos conversar un poco con ella de cómo se encontraba su salud.

Relataron los padres que siempre estuvo presente un instructor y que solo conversaron de temas familiares y del estado físico de ella, que ha estado impedida de tomar sus medicamentos para la endometriosis que padece pues el régimen impedía que llegaran a sus manos. 

Asegura Ares que su hija está más delgada; pero como dijese su madre se mantiene firme. 

“El instructor nos comunicó que en esta semana iba a ser trasladada al centro penitenciario del Guatao”, agregó. 

El castrismo contra Mary Karla Ares

Marisol González, la madre de la periodista afirmó que “Todo el proceso de mi hija ha estado lleno de violaciones, pero como periodista y mujer está firme en su propósito. No la van a doblegar, ella es periodista independiente y va a seguir haciendo periodismo”.

La familia de la reportera del ICLEP denunció la semana anterior que ella fue víctima de torturas psicológicas.

Ares, aseguró al ICLEP que la joven “está siendo sometida a tortura psicológica”. “Me dijeron que la sacan cada cinco minutos, cada 10 minutos en la noche, en la madrugada, que no la están dejando dormir”.

Ares González está acusada por la dictadura de los supuestos delitos de Desorden Público y Resistencia por transmitir en vivo la protesta que un grupo de jóvenes realizara en la calle Obispo en La Habana Vieja en solidaridad con Luis Manuel Otero Alcántara.

Su inserción en el periodismo ciudadano ocurrió hace tres meses, así lo confirmaron sus padres y Juan Manuel Moreno, Director del medio Amanecer Habanero, donde ella labora.