Denuncian torturas a periodista Mary Karla Ares, detenida en la protesta de Obispo

La joven de 29 años es acusada de desorden público y resistencia, cuando participantes, testigos y observadores internacionales han destacado el carácter pacífico de la manifestación de Obispo
Mary Karla Ares
 

Reproduce este artículo

La periodista Mary Karla Ares, una de las personas detenidas en la manifestación pacífica de la calle Obispo el pasado 30 de abril, ha sido víctima de torturas psicológicas en los últimos tres días y sería trasladada a prisión este fin de semana.

El padre de la reportera, Carlos Alberto Ares, aseguró al Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP) que la joven “está siendo sometida a tortura psicológica”. “Me dijeron que la sacan cada cinco minutos, cada 10 minutos en la noche, en la madrugada, que no la están dejando dormir”.

Según comentó, la información le fue dada por una fuente confiable que pidió el anonimato por temor a represalias y que le dijo que a su hija la amenazan también con trasladarla para una prisión de provincia o para la prisión de mujeres del Guatao.

Este último dato, reseña el ICLEP, fue verificado por la familia de la periodista a través de su abogado, quien afirmó que Mary Karla será trasladada a prisión “quizás este fin de semana” y que a él le denegaron el recurso de queja.

Clemente Morgado, abogado de la reportera, detalló a la familia vía WhatsApp que su representada será trasladada a la prisión de mujeres de occidente, en El Guatao, pero que de haber COVID-19 allí la remitirían a otro establecimiento penitenciario, fuera de La Habana.

“Esa personita es una gran heroína y ustedes tienen que estar a su altura. Ahora a esperar por su traslado”, dijo a la familia en su mensaje Morgado, que también le hizo llegar a los padres de la detenida una nota escrita por ella, en la que les pide tranquilidad y les asegura que asumirá cualquier desenlace.

“Por favor, les pido que estén tranquilos, que sean fuertes. Yo estoy fuerte y asumiré lo que tenga que enfrentar”, fueron las palabras de la reportera del medio de comunicación comunitario del ICLEP Amanecer Habanero, quien transmitió en directo lo acontecido en la manifestación de Obispo, a la que estaba dando cobertura informativa.

El padre agregó en sus declaraciones al ICLEP que en la nota su hija le encomendaba cuidar a sus mascotas. “Está más preocupada por nosotros y sus animales que por ella misma”, señaló, y condenó que el régimen toma a su hija como chivo expiatorio y “base material de estudio para que todos los que quieran seguir su camino cojan miedo”.

Procesamiento bajo cargos fabricados

Mary Karla Ares fue detenida en la protesta de Obispo junto al reportero de ADN Cuba Esteban Rodríguez y los activistas Yuisán Cancio Vera, Inti Soto Romero, Luis Ángel Cuba Alfonso y Thais Mailén Franco.

Todos permanecen bajo arresto y están siendo procesados por cargos fabricados que aluden alteración del orden público y resistencia al arresto en algunos casos, para desestimar la esencia pacífica de una manifestación en la que se demandaba ver al activista Luis Manuel Otero Alcántara.

Por ese entonces el coordinador del Movimiento San Isidro estaba en huelga de hambre y sed en su domicilio, y la policía impedía el acceso a su casa.

El caso de Ares ha motivado la solidaridad de varias organizaciones internacionales, que condenan la arbitrariedad del arresto y procesamiento penal, al tiempo que exigen su liberación y la del resto de los detenidos.