Familia Miranda Leyva denuncia orden de desalojo en su contra

Los opositores tienen que abandonar el albergue en el que están hace tres meses el próximo lunes, por lo que, lamentan, quedarán "desamparados" y "en peligro de muerte"
Familia Miranda Leyva. Foto: cortesía
 

Reproduce este artículo

La familia de opositores Miranda Leyva denunció que el régimen expidió en su contra una orden de desalojo del albergue estatal en el que se encuentran hace tres meses, lo que para ellos supone quedar nuevamente desamparados y estar en “riesgo inminente” de ser mandados a prisión.

Mediante un comunicado enviado a ADN Cuba, los opositores detallan que al mediodía de este viernes el jefe de grupo de los custodios del albergue les comunicó que el lunes 27 de septiembre tienen que abandonar el lugar en horas de la mañana.

“Tenemos que irnos para la calle, literalmente. Los cuatro adultos, los dos niños y la perrita Luna volvemos a quedar desamparados y en grave peligro de muerte o de revocación a prisión”, lamentó la familia, que, desde el 26 de septiembre del pasado año, cuando fue víctima de ataques violentos dentro de su casa en el centro de Holguín, anda errante y sin hogar.

Los Miranda Leyva recuerdan en el comunicado que el 6 de enero el Poder Popular de Holguín les entregó un escrito asegurando “un trato justo” y el cambio de su casa abandonada tras los hechos intimidatorios por otra ubicada también en el centro de la ciudad cabecera de la oriental provincia, en un lugar donde “sus vidas no peligrarían”.

Sin embargo, aseguran, “luego dijeron que no habrá cambio de casa” y en todo este tiempo siguen siendo objeto de detenciones arbitrarias violentas y amenazas.

La reciente orden de desalojo del albergue en Ciudad Jardín no contempla que Tahimí Rodríguez Miranda, de 14 años, está muy enferma, “incluso con orden de ingreso médico”, condena la familia en su comunicado, donde anticipa que sólo le queda “deambular por las vías públicas, en protesta y plantados en huelga de hambre”. 

“Dentro de dos días (el 26 de septiembre) se cumplirá un año de que los violentos chivatos de los grupos de respuesta rápida intentaron matarnos dentro de nuestra casa; vandalizando y robando lo poco que teníamos. Un año después seguimos errantes, sin hogar, en grave peligro de muerte y ahora también con riesgo inminente de revocación a prisión”, sentenció la familia opositora.

Acosados por el régimen

Los Miranda Leyva fueron procesados en dos juicios el pasado 18 de mayo por delitos comunes imputados por el régimen. Según contó Fidel Manuel Batista Leyva en un contacto con ADN Cuba, ambos procesos ocurrieron “sin ninguna garantía en cuanto a derechos humanos ni jurídicamente”.

Ana Iris Miranda Leyva, Ada Iris Miranda Leyva, Maydolys Leyva Portelles y Fidel Manuel Batista Leyva están acusados de “amenazas”, mientras que Ada Iris, la madre de los dos adolescentes que integran la familia, fue enjuiciada por el delito de “Otros Actos Contrarios al Normal Desarrollo del Menor”.

La sentencia de Ada Iris fue de 10 meses de limitación de libertad, con la condición de que debe trabajar y reincorporar a los niños al sistema educativo cubano. “Se les respondió que ella no va a trabajar y menos regresar a los niños a ese sistema violento del que hubo que sacarlos porque su vida corría peligro”, acotó en ese momento Fidel Manuel.

En referencia al otro proceso, el opositor dijo que el abogado defensor demostró que no había delito alguno por parte de la familia y por ello la Fiscalía cambió la petición de condena a dos años y medio de trabajo correccional sin internamiento para él y su madre, y a dos años de trabajo correccional sin internamiento para sus hermanas.

La familia mantiene su postura de que no trabajarán para la dictadura. “No vamos a ir a ningún sector de la policía a firmar una vez al mes y mucho menos dejaremos de hacer oposición en las calles”, aseguró Batista Leyva.