Senador canadiense Leo Housakos insta a escuchar al pueblo cubano y condenar al régimen

Para el político resulta inaceptable que el gobierno de Justin Trudeau no haya tenido una posición firme frente a la represión del régimen cubano contra manifestantes del 11J
Senador canadiense pide apoyar a cubanos
 

Reproduce este artículo

El senador canadiense Leo Housakos instó este sábado a sus connacionales a escuchar la voz del pueblo cubano y condenar las “groseras violaciones a los derechos humanos perpetradas por el régimen” contra manifestantes pacíficos que han exigido democracia y libertad.

En un artículo publicado este sábado en el medio canadiense True North, Housakos, senador por Quebec, sostuvo que, si los canadienses se consideran amigos del pueblo cubano, deben escuchar las voces de los más de 187.000 cubanos que el 11 y el 12 de julio se manifestaron en toda la isla a favor del cambio político, así como liderar “un esfuerzo internacional” para actuar contra las violaciones del régimen.

Para el político resulta inaceptable que el gobierno de Justin Trudeau no haya tenido una posición firme frente a las detenciones arbitrarias, la vigilancia policial , la tortura y el encarcelamiento por motivos políticos perpetrados contra artistas, periodistas y activistas disidentes en Cuba. 

“Canadá debe ahora estar a la altura de este momento histórico y repensar su política exterior hacia Cuba, entendiendo que los cubanos merecen vivir en democracia”, escribió Housakos, que recientemente se reunió con un grupo de cubano-canadienses.

En el encuentro, detalló, los oriundos de la isla le expresaron la necesidad de un cambio urgente en la política exterior canadiense, ya que el turismo y la inversión de la nación norteamericana en Cuba ayudan a mantener y fortalecer el régimen represivo imperante.

“Sus puntos de vista me permitieron comprender mejor el papel que debería desempeñar Canadá en un momento en que el pueblo cubano exige vivir en libertad y democracia”, expresó el político, al tiempo que instó a sus connacionales a no viajar a Cuba porque “no hay forma posible de gastar o invertir dinero en Cuba sin enriquecer y sostener al gobierno cubano”.

“Aliento a los canadienses a que se pregunten por qué deberíamos gastar nuestro dinero en un país cuyo gobierno no lo usa para mejorar la vida de su gente, sino para reprimirlos y aferrarse al poder durante décadas”, escribió Housakos, que se dijo comprometido a crear conciencia entre sus compatriotas sobre “las implicaciones morales y éticas de gastar dinero en Cuba”, “una hermosa isla gobernada por un régimen político que se alimenta de los derechos del pueblo”.

“El pueblo cubano merece nuestro apoyo y creo que debemos estar preparados para brindarlo”, concluyó Housakos, miembro de la Plataforma Conservadora en el Parlamento canadiense. 

Dicha facción salió fortalecida en los recientes comicios generales. Trudeau y su Partido Liberal no obtuvieron la mayoría absoluta a la que aspiraban, por lo que los conservadores, de la mano de Housakos y otros legisladores, pudieran buscar un cambio de política de Canadá hacia la isla.