Maykel Osorbo denuncia que Seguridad del Estado montó a su niña en una patrulla policial

El rapero contestatario y activista arremetió contra la Seguridad del Estado por obligarlo a llevar a su hija al médico en un carro policial que se había mantenido todo el día sitiando su casa
Maykel Osorbo y su hija
 

Reproduce este artículo

El rapero contestatario y activista arremetió contra la Seguridad del Estado por obligarlo a llevar a su hija al médico en un carro policial que se había mantenido todo el día sitiando su casa.

Comienza su denuncia diciendo que el 10 de octubre, el día que se produjo una ola de arrestos y mítines de odio contra opositores, pudo “ver y presenciar muchas cosas”, sin embargo, para él “lo más repugnante” fue el comportamiento de los agentes cuando necesitó llevar a su pequeña al hospital.

“Sobre las 10 de la noche mi niña necesitaba asistencia médica y los esbirros asquerosos de la policía política sometieron a mi niña a conocer el interior de una patrulla [;] según ellos por órdenes directas no podía ir solo al pediátrico a darle su asistencia médica”, aseguró en Facebook.

Según afirmó Maykel Osorbo, ese mismo día entendió “que con asesinos a favor de un régimen resacado durante más de sesenta años por tanta represión, no se cede, ojo”.

El rapero contestatario, emplazó a varios oficiales de la Seguridad del Estado mencionándolos por los nombres con los que se presentan ante los detenidos: “Camilo, Denis, Kenia, Gastón, Ángel y cuantos más aparezcan de la SE. Se acabó el diálogo conmigo, eso es todo lo que tenía que decirte...”

La violencia del Estado contra los opositores se extiende a sus familias, como bien sabe Osorbo. El rapero celebró en agosto el cumpleaños de su pequeña hija Jade de la Caridad, que llegó a la edad de cinco años.

“Qué momento más especial este, feliz de ser tu papa mi niña querida”, publicó entonces en Instagram, junto con una foto de él y la menor entre globos y dulces.

La alegría del activista contra el régimen de la isla es mayor porque, debido al constante hostigamiento y los arrestos del gobierno por sus opiniones políticas, él había manifestado que no sabía si podría celebrar otro aniversario del nacimiento de Jade de la Caridad. Osorbo siempre ha mostrado su cariño a pesar de las difíciles condiciones en que vive por el acoso de la Seguridad del Estado.

En el mes de julio, un oficial del Ministerio del Interior amenazó al rapero y a su pareja Rosmelis Hernández de despojarlos de la custodia de Jade de la Caridad.

Hernández fue citada a la estación policial de La Habana Vieja, ubicada en la intersección de las calles Cuba y Chacón, para alertarla sobre la educación que le está proporcionando a su pequeña.

“A mí no me dejaron entrar a la entrevista, aun siendo el padre de la niña. No obstante, pude ver que había dentro de la unidad policial muchos agentes de la Seguridad del Estado”, dijo el rapero a Radio Televisión Martí.

“A Rosmelis la recibió un Mayor [del Departamento] de Menores de la Habana Vieja que le habló de la crianza que nosotros le estamos dando a nuestra hija. Le dijeron que ya la niña empieza la escuela en el próximo curso (…), que no le estamos enseñando los conceptos reales de la Revolución y que eso le iba a crear un trastorno en la conducta.

“Y que, por eso, en cualquier momento podían quitarnos la custodia de la niña, que analizarán si la cría el Estado o la cría la abuela, que ellos determinarán”, dijo el rapero.

Un día antes había sido citada a la misma unidad Felicia Hernández, la madre de Rosmelis, para conminarla a que expulsara de su vivienda a Osorbo, porque, según alegaron, él es “un elemento antisocial”.

El Código de la Familia cubano establece entre los deberes de los padres el de dirigir la formación de sus hijos “hacia el espíritu internacionalista, las normas de la convivencia y de la moral socialista”.

La amenaza a los opositores de privarlos de la Patria Potestad sobre sus hijos ha sido práctica común de la policía política por muchos años, pero pocas veces se ha llevado a efecto porque el proceso es largo y engorroso y es cursado en los tribunales provinciales.

El rapero Maykel Osorbo fue arrestado en septiembre de 2018, días después de ofrecer un concierto en el espacio cultural La Madriguera, en la capital cubana, donde junto a otros artistas se pronunció contra el Decreto Ley 349, que criminaliza la creación independiente en Cuba.