Las cuatro periodistas cubanas más sitiadas por el régimen

Las periodistas Luz Escobar, María Matienzo, Camila Acosta e Iliana Hernández amanecen constantemente sitiadas por la Seguridad del Estado cubano
Las periodistas Luz Escobar, María Matienzo, Camila Acosta e Iliana Hernández amanecen constantemente sitiadas por la Seguridad del Estado cubano
 

Reproduce este artículo

El totalitarismo intenta callar a la prensa independiente, buscando que no cubra manifestaciones o los golpes que da la policía política. Actualmente una de las técnicas represivas más comunes es el estado de sitio, la reclusión domiciliaria ilegal.

Las periodistas independientes Luz Escobar, María Matienzo, Camila Acosta e Iliana Hernández amanecen constantemente sitiadas por la Seguridad del Estado cubano, lo que las coloca como noticia a ellas esta vez.

El caso más grave en este 2021 es el de la reportera de CiberCuba, Iliana Hernández, quien lleva 69 días con prohibición de salida de su vivienda en la localidad de Cojímar, La Habana.

Hernández vive con su madre, abuela, tía y un primo, y todos se ven afectados por las patrullas policiales que rodean el barrio desde el pasado 9 de abril.

"Psicológicamente afecta, es una tortura no poder salir de tu casa porque te sientes amenazada por las personas que supuestamente tienen que protegerte en un país. Los delincuentes son ellos", declaró la también activista a ADN Cuba.

Por su parte, María Matienzo, de Cubanet, ha sufrido sitio en varias ocasiones, junto a su pareja, la activista Kirenia Yalit Núñez. Los dos momentos más represivos fueron cuando el acuartelamiento en el barrio San Isidro en noviembre de 2020; y durante la huelga de hambre y sed de Luis Manuel Otero a finales de abril de 2021.

"No podemos descartar que la vigilancia se mantenga en casa de algún vecino, lo que no se hace tan visible. A veces por trabajo no salimos a la calle y no nos enteramos si estamos sitiadas. Es una presión tremenda este encierro obligatorio, donde una ha tenido que reescribirse en la cotidianidad porque dependemos de terceras personas entonces para abastecernos de alimentos. El encierro nos puede encontrar sin comida en la casa, como nos ha pasado. Es una presión psicológica y cuando yo sé que otros periodistas y activistas están situados, que viven además cerca de mi casa, prefiero ni salir para no desconcentrarme. Siempre es una situación desagradable tener a alguien allá afuera", comentó Matienzo para la revista.

Por su parte, la periodista de 14ymedio, Luz Escobar también ha sido víctima de esta violación a la libertad de prensa. Cada vez que hay una 'fecha importante', Luz amanece sitiada.

Ella considera que esta medida se ha recrudecido desde la manifestación de artistas e intelectuales frente al Ministerio de Cultura (Mincult) el 27 de noviembre pasado.

"Como periodista esto me impide cubrir noticias, hacer reportajes, entrevistas. Es una manera de impedirme hacer mi trabajo. Y en mi vida personal estamos viviendo al diario. Un día que no te dejan salir es uno que prácticamente no puedes comer", señaló Escobar.

Asimismo la periodista Camila Acosta, de Cubanet, sufre sitios desde octubre pasado, con la visita de los Reyes de España a La Habana.

"Siempre ronda entre los tres y los diez días el impedimento de salir. A veces estoy una semana sitiada, al día siguiente puedo salir, pero al otro ya vuelve el sitio", expresó a este medio.

Otro caso lamentable es el de la periodista Mary Karla Ares, quien se encuentra en arresto domiciliario, a la espera de juicio por cubrir una manifestación pacífica en la calle Obispo, La Habana, el 30 de abril anterior.

Cuba repite como país con menos libertad de prensa de América

Cuba repitió este 2021 como peor país de América en el ranking sobre Libertad de Prensa en el Mundo, publicado por la organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF).

La Isla mantiene su posición del 2020, como el más crítico del continente en este indicador.

Se ubicó en el puesto 171 y es la única nación de América que aparece indicada como “negro” en el mapa de libertad de prensa, lo que significa que la situación es considerada “muy grave”. Eso, en un territorio que está, junto con Europa, entre “los continentes más favorables a la libertad de prensa”.

Por detrás de Cuba se ubican países con gobiernos autoritarios que como el castrismo censuran y persiguen a los periodistas: Laos, Siria, Irán, Vietnam, Yibuti, China, Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea.