Mary Karla Ares: "Estuve dos días gritando de dolor y nadie me hizo caso"

La reportera Mary Karla Ares relata el horror que sufrió durante casi un mes encarcelada
La reportera Mary Karla Ares relata el horror que sufrió durante casi un mes encarcelada
 

Reproduce este artículo

La reportera cubana Mary Karla Ares relató este lunes el horror que sufrió durante un mes encarcelada por cubrir la manifestación de la calle Obispo, en La Habana, el pasado 30 de abril.

En una directa de Facebook, Ares explicó el trato inhumano recibido bajo custodia estatal.

Primeramente pasó hambre ya que la calidad de la misma que ofertaban era muy mala; como consecuencia sufrió pérdida de peso. 

Sin embargo, lo más grave fue que las autoridades del régimen le negaron por varios días la atención médica a su padecimiento de endometriosis. 

Primero en la 7ma estación de Playa no había medicamentos para su enfermedad, pero el ensañamiento fue tal que tampoco permitieron la entrada de estos en manos de sus padres.

"Estuve dos días gritando de dolor y nadie me hacía caso", señaló la periodista del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP).

Luego de tantos reclamos, finalmente se dignaron a trasladarla a un policlínico, donde tampoco había tratamiento para ella; posteriormente al Hospital Militar de la capital, y le dieron únicamente tramador.

Mary Karla dijo que días después le facilitaron un turno en el Hospital Clínico Quirúrgico "Hermanos Ameijeiras", con la doctora que lleva su enfermedad; pero que formaba parte de otra estrategia del régimen: la grabaron en todo momento durante la cita médica.

"Fui sometida a tortura psicóloga y estuve en un calabozo donde no sabía si era de día o de noche", añadió.

En las últimas semanas de mayo, Ares fue trasladada a la cárcel de conocida como El Guatao, y estuvo en una celda aislada donde le dejaron la luz prendida por 24 horas.

"Pedí que me apagaran la luz para poder dormir y me dijeron que no. Tenía una ventana que daba a otra pared. No veía absolutamente nada", recuerda.

La periodista independiente agradeció a quienes se habían movilizado por su caso y continúa exigiendo la liberación del resto de manifestantes de Obispo.

"Sigo muy preocupada por el resto de presos que son personas tan libres como yo, tan merecedoras de la libertad como yo, aunque no tenga toda la libertad ahora mismo. Tienen que estar afuera porque no han hecho nada".

Mary Karla Ares fue excarcelada el 29 de mayo, pero permanece pendiente de juicio, bajo reclusión domiciliaria.

Fiscalía la acusa de los supuestos delitos de "desorden público" y "resistencia" por realizar su trabajo como periodista independiente.