Expulsan a cubano de su trabajo en turismo por criticar a Díaz-Canel

El joven cubano Alejandro Perdomo fue expulsado por una crítica al presidente del régimen castrista Miguel Díaz-Canel, que interpretaron como "propaganda subversiva"
Alejandro Perdomo García y Miguel Díaz-Canel
 

Reproduce este artículo

Alejandro Perdomo García, un cubano que trabaja en el sector del turismo, fue expulsado por una crítica al presidente del régimen castrista Miguel Díaz-Canel, que interpretaron como "propaganda subversiva".

El joven es veterinario y activista ambiental, además de estudiante de la Facultad de Turismo en la Universidad de La Habana, por lo que estaba contratado en una entidad turística (según su perfil de Facebook, el hotel Memories Miramar).

En la red social Twitter, Alejandro Perdomo denunció la “separación definitiva de la entidad”, y emplazó al mandatario designado por el general Raúl Castro: “Presidente Díaz-Canel como puede ver en la foto en mi trabajo se me acusa de faltarle al respeto a usted, por lo tanto se me aplica la MEDIDA DE SEPARACIÓN DEFINITIVA de la entidad laboral, pienso que tomaron esa medida por mi forma de pensar y expresarme.

El 11 de julio, cuando en medio de las protestas antigubernamentales el régimen cortó el acceso a internet, Perdomo escribió en sus redes sociales: “¡¡¡Señor Presidente Díaz Canel ya nos puede devolver la Internet que seguimos confundidos!!!

De esta manera, el joven hacía alusión a la declaración del mandatario castrista que atribuyó la amplia participación popular en las manifestaciones a que muchos estaban “confundidos”.

En otro tuit, Perdomo reiteró que está “en completo desacuerdo con la medida aplicada por mi entidad, ya que no considero que mi comentario le falte al respeto” a Díaz-Canel.

Fue un funcionario de la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana, quien notificó a la delegación territorial del Grupo de Turismo Gaviota, entidad empleadora de Perdomo, que el joven “se ha estado expresando en las redes sociales con criterios negativos y de irrespeto al Presidente de la República”.

La expulsión, hecha efectiva mediante la Resolución 141/2021, fue firmada por Roberto Enríquez Calzadilla, delegado territorial de Gaviota, perteneciente al consorcio empresarial y militar Gaesa.

Justificaron el despido en la supuesta “infracción grave de la disciplina laboral”, condenado por el Reglamento de orden interior de las Fuerzas Armada Revolucionarias, pues alegan que el joven hizo “propaganda subversiva”.


“Acabo de hacer entrega de mi apelación en mi entidad laboral por estar en completo desacuerdo con la medida disciplinaria aplicada por la misma”, refirió en otro tuit Alejandro Perdomo García.

 

Despidos en Cuba para limitar la libertad de expresión

Los despidos laborales de cubanos que se expresan libremente en redes sociales, han sido una constante en los últimos meses.

En abril, el doctor cubano Alexander Jesús Figueredo Izaguirre fue expulsado de su centro de trabajo en el policlínico “13 de Marzo” del municipio Bayamo, en Granma, por presunto “daño moral al sector” de la Salud. En realidad, el despido llegó luego de que el médico se hiciera muy conocido en redes sociales por sus críticas al gobierno y por destapar la ineficiencia de la Salud Pública.

El especialista en Medicina General Integral y residente de Urología, denunció a través de su perfil de Facebook la resolución firmada por las autoridades de Salud en su provincia, donde le notifican la medida.

“(…) Aquí les dejo la sanción que me quieren poner y luego elevar al Ministro la invalidación de mi título. (…) Lean el guion de telenovela como sanción que me quieren imputar y saquen ustedes sus propias conclusiones”, escribió el doctor.

Otro ejemplo, de decenas que pudieran exponerse, es el del joven artista y profesor Manuel de la Cruz. Después de ser arrestado y recibir una multa de 3000 pesos, fue expulsado de la escuela donde trabajaba, por participar con su personaje del “Payaso desparpajo” en una actividad para niños organizada por el Movimiento San Isidro.