Seguridad del Estado cita para interrogatorio al barbero que no pela “chivatos”

El joven residente en el Cotorro se negó a pelar a un “chivatón” y lo echó de su barbería, porque lo vio “cargando personas para los carros de policía” durante las protestas del 11 de julio
Richard, el barbero que no pela chivatos
 

Reproduce este artículo

Richard García, barbero residente en el municipio Cotorro, de La Habana, fue citado por la Seguridad del Estado castrista este miércoles, para interrogarlo.

El joven se hizo conocido a finales del mes pasado porque se negó pelar a una persona que identificó como “un chivato [delator]” y que colaboró en la represión del levantamiento popular del 11 de julio. Richard fue detenido en ese momento, por unas horas, y le advirtieron que no publicara más en contra del régimen ni sus representantes.

Este miércoles el barbero se comunicó con ADN Cuba para denunciar con urgencia que "me acaban de citar de la unidad de policía del Cotorro". Envió a esta redacción varias fotografías en las que se ve a los "agentes de la Seguridad del Estado" que lo acosan.

En las imágenes se observa a dos individuos vestidos de civil, en una motocicleta china de las que utiliza la policía política del régimen. El interrogatorio sería esta misma noche.

El domingo 1 de agosto, el joven publicó en redes sociales varias críticas a la situación que se vive en la isla. "¿Por qué tengo que pedirle a mi hermana o a mi mujer que me pongan dinero en la tarjeta [MLC] para comprar comida si yo trabajo, por qué tengo que decirle a mi mujer o a mi hermana que me recargue el celular si yo trabajo, por qué tengo que esperar a un amigo, un familiar porque venga de visita y me invite a ir a un hotel en varadero?", cuestionó en su perfil de Facebook.

Richard expresó que él trabaja 8 horas al día en una barbería, de lunes a sábado, "y casi sin coger vacaciones", para terminar pidiendo "ropa o zapatos a alguien que también trabaja como yo solo que en otro país".

"Ya está bueno ya nosotros aquí en Cuba dependemos de los gusanos como llaman los que piensan distinto; si yo por pensar como pienso soy un mercenario, soy entonces un mercenario de mis derechos como ser humano y como cubano que ya está cansado de no ver el sudor de su trabajo y la prosperidad de su vida y familia...", añadió en su post.

 

El barbero que no trabaja para represores

A finales de julio se hizo viral un video publicado por Elizabeth Marchante, cubana residente en Miami, donde se vio a su hermano Richard echando de la barbería a un fornido sujeto que identificó como un "chivato".

El presunto agente de la policía política, en tono amenazante, le dijo al joven: “Tú eres un falta de respeto por decirme a mí chivato”, y le exigió que cerrara el establecimiento.


Richard se negó a cumplir órdenes y le dijo al castrista: “Vamos para donde tú quieras, con la policía, vamos para donde tú quieras… ¡No te quiero pelar, asere! A la gente como tú hay que hacerle esto.”

Según Elizabeth, el joven le dijo “chivatón” porque lo vio “cargando personas para los carros de policía”. Añadió que en la isla “te denuncian de ser contrarrevolucionario, no puedes tener libertad de expresión y no puedes decidir en quien depositar tu talento y tu tiempo”. La joven exiliada también dijo: “abajo todos los malditos chivas que gracias a ellos Cuba esta como esta”.

El presunto agente o colaborador de la policía política se llama Frank García y trabaja en el policlínico “Efraín Mayor”, del Cotorro, según se lee en la ampliación de una identificación que le cuelga del pantalón.

Para sus operaciones de vigilancia y represión, la Seguridad del Estado utiliza agentes de civil que pueden o no pertenecer formalmente al Ministerio del Interior (Minint). Algunos están empleados en instituciones del Estado que en apariencia no tienen que ver con labores policiales, pero cuando ocurren protestas u otra actividad que el régimen interpreta como disidente, activa las llamadas “Brigadas de respuesta rápida”, concebidas para enfrentar a los ciudadanos que se manifiesten en el espacio público. Eso ocurrió el 11 de julio y durante días sucesivos.