Expulsan a Manuel de la Cruz, el payaso del MSI, de su centro de trabajo

El joven comentó a nuestro medio que el comité de profesores le dijo que su conducta en la escuela "había sido intachable". Esa afirmación lo convenció de que la Seguridad del Estado es la que está detrás de esta medida injusta.
Manuel de la Cruz_Luis Manuel Otero_MSI
 

Reproduce este artículo

Después de ser arrestado y recibir una multa de 3000 pesos, el joven Manuel de la Cruz fue expulsado este 8 de abril de la escuela donde trabajaba como profesor por participar en una actividad organizada por el Movimiento San Isidro.

ADN Cuba se puso en contacto con él este jueves. De la Cruz sufrió algo así como una encerrona: en su centro de trabajo le leyeron una carta —una reproducción de la misma va adjunta en la nota— en donde le decían que no era idóneo para seguir cumpliendo la labor docente.

Su antiguo centro de trabajo es el Instituto Preuniversitario Urbano "Roberto Santiago Labrada Ávila",  ubicado en el reparto Las Delicias, municipio Cotorro, La Habana. Allí impartía desde hacía tres años la asignatura de "Preparación Ciudadana". 

Los mismos profesores que decretaron su expulsión le dijeron que su conducta en la escuela "había sido intachable". Esa afirmación lo convenció de que la Seguridad del Estado es la que está detrás de esta medida injusta, violatoria de todas las normas y leyes cubanas.

Como si en Cuba sobraran los profesores, el “comité” encargado de darle algún viso de legitimidad a este acto a todas luces ilegal, dijo que no poseía ya los requisitos “constitucionales” [sic], “legales”, “ideológicos” y “pedagógicos” para seguir siendo profesor.

El joven comentó a nuestro medio que “irónicamente” no le pusieron una sanción, a pesar de todo lo que decían allí, y estuvieron de acuerdo en pagarle íntegros los meses de abril y marzo.

¿Cuál fue el “pecado” de Manuel? Participar en una actividad para los niños del barrio San Isidro, vestido de payaso, que organizó el Movimiento homónimo. Como sabe el público, el Movimiento San Isidro se ha convertido en la bestia negra del gobierno cubano, y quien se acerque a ellos, en un apestado.


El MSI preparó un festejo para celebrar el cumpleaños de un niño de la zona. A la celebración invitaron a los pequeños de San Isidro, pero el régimen obstaculizó la actividad mediante detenciones arbitrarias y secuestros de varias horas, así como difamaciones en televisión nacional.

Cuando el activista, coordinador del MSI, salió junto De la Cruz, vestido de payaso, a repartir caramelos y regalos, en la esquina de la cuadra donde reside varias personas vestidas de civil se le abalanzaron sobre él y se lo llevaron arrestado, a empujones.

Luego de ser liberado la noche del 5 de abril, el joven profesor afirmó a través de una directa transmitida por su perfil de Facebook, que recibió una multa de 3000 pesos por “propagación de epidemia”.

El joven contó que mientras era conducido en la patrulla hasta la unidad policial, saludaba a las personas y hacía gestos actuados. "Las personas se sorprendían de ver un payaso detenido y reaccionaban. Yo les respondía hasta que uno de los oficiales me mandó a bajar las manos". 

Ese día, la policía también detuvo a Luis Manuel Otero Alcántara, coordinador del Movimiento San Isidro (MSI) mientras organizaba la actividad infantil.

El viernes pasado, en televisión nacional el vocero castrista Humberto López volvió a arremeter contra Alcántara acusándolo por preparar la supuesta actividad con niños de su comunidad, con el propósito de “manipularlos”.

López criticó que Otero Alcántara organizara una "actividad subversiva" en el día que el oficialismo celebra el aniversario 60 de la fundación de la Organización de Pioneros José Martí y la Unión de Jóvenes Comunistas, el domingo 4 de abril.