Expulsan del trabajo a médico cubano crítico con el régimen

“(…) Van a perder un médico de vocación o ya lo perdieron, pero la patria acaba de ganar su más fiel defensor de quien la oprime y ultraja”, afirmó el doctor cubano Alexander J. Figueredo Izaguirre, quien ha sido expulsado de su centro laboral
Doctor cubano Alexander J. Figueredo Izaguirre. Foto: Facebook
 

Reproduce este artículo

El doctor cubano Alexander Jesús Figueredo Izaguirre, ha sido expulsado de su centro de trabajo en el policlínico 13 de Marzo en el municipio de Bayamo, Granma, el pasado 26 de abril, por presunto "daño moral al sector" de la salud. Se trata de otra arbitrariedad del régimen castrista contra quienes denuncian los atropellos que prevalecen en la Isla y la falta de libertades.

El especialista en Medicina General Integral y residente de Urología, denunció a través de su perfil de Facebook la resolución firmada por las autoridades de Salud en su provincia, donde le notifican la medida.

“(…) Aquí les dejo la sanción que me quieren poner y luego elevar al Ministro la invalidación de mi título. No diré más pues estoy en la batalla y al enemigo no se puede tener bajo aviso. Lean el guion de telenovela como sanción que me quieren imputar y saquen ustedes sus propias conclusiones”, escribió el doctor.

Figueredo Izaguirre, añadió en su publicación: “(…) Van a perder un médico de vocación o ya lo perdieron, pero la patria acaba de ganar su más fiel defensor de quien la oprime y ultraja”.

“La patria no es de una ideología. La patria no es de un partido. La patria no es de los revolucionarios. La patria es de todos. PATRIA ES HUMANIDAD”, afirmó.

En el documento emitido por la Dirección Municipal de Salud de Bayamo, se señala que "se ha evidenciado un actuar de mala fe por parte del trabajador", el cual "debe ser reprimido con la severidad que el momento histórico requiere en aras de no permitir que se creen precedentes negativos dentro de nuestros colectivos laborales".

La realidad es que Figueredo Izaguirre, ha sido otro de los cubanos víctimas del poder represivo del régimen castrista, contra quienes se oponen a las violaciones de derechos. Sus pronunciamientos en contra del (des) gobierno de Miguel Díaz-Canel, son descritos en la sanción que se le imputa como indisciplina laboral, y s ele acusa de “difundir criterios y opiniones que menoscaban el prestigio y principios del sistema de salud cubano y sus profesionales".

Desde hace varios meses el médico bayamés emplea sus redes sociales para denunciar, a través de vivencias personales y de otros colegas, las deficiencias en los centros de salud del país, así como la carencia de insumos médicos y fármacos; además de "las barbaridades y arbitrariedades de la llamada potencia médica".

Las autoridades de Salud en Bayamo, funcionarios del régimen, también lo acusan de un mal comportamiento laboral y una “mala” trayectoria, aunque no detallan al respecto. Tratar de desacreditar e infundir información falsa sobre las voces disidentes en una vieja táctica del régimen.

A finales de marzo el doctor Alexander Jesús Figueredo compartió en redes sociales algunos pormenores del caso de la cubana Yamilian Tamayo, quien llegó a la Isla procedente de Rusia con coronavirus, y murió en un centro de aislamiento por falta de una ambulancia.

En su perfil de Facebook, el médico ha convocado además a exigir una “Patria libre de traidores”. También ha cuestionado las mentiras del régimen y sus constantes arbitrariedades.

Otros cubanos expulsados de trabajos estatales por denunciar al régimen castrista

 

A inicios de este mes, después de ser arrestado y recibir una multa de 3000 pesos, el joven Manuel de la Cruz fue expulsado de la escuela donde trabajaba como profesor por participar en una actividad organizada por el Movimiento San Isidro.

De la Cruz sufrió algo así como una encerrona: le leyeron una carta en donde le decían que no era idóneo para seguir cumpliendo la labor docente en el Instituto Preuniversitario Urbano "Roberto Santiago Labrada Ávila",  ubicado en el reparto Las Delicias, municipio Cotorro, La Habana. Allí impartía desde hacía tres años la asignatura de "Preparación Ciudadana". 

Este año, en febrero, también Luis Mario Niedas Hernández, fue expulsado de su trabajo por apoyar públicamente a los artistas plantados en el Ministerio de Cultura (Mincult) y criticar al régimen de la isla.

Informático en la Empresa Provincial de Transportes Escolares, contó en redes sociales que al llegar a la institución le realizaron un acto de repudio y lo expulsaron. "Me acaban de botar de mi trabajo nuevamente. Me hicieron un acto de repudio más inteligente preparado por la Seguridad del Estado", denunció el muchacho de 31 años”.

En 2019, Dennis Reyes Gómez, quien ocupaba la plaza de Técnico en Gestión Económica de la División de Proyectos y Ejecución de Obras de ETECSA, denunció que fue expulsado de su puesto laboral bajo la excusa de publicar en Facebook “una foto del almuerzo” que supuestamente agrede “la imagen y prestigio de la Empresa”.

“Trabajo desde las 8:00 am hasta las 5:30 pm de lunes a viernes y esto es lo único de ‘alimento’ que recibimos todos los días, a veces mal y otras peores. Que dónde trabajo??? en Chernobyl...ahh no en ETECSA”, había escrito el joven junto a una foto del almuerzo el 5 de septiembre pasado.

Reyes Gómez publicó este jueves en la propia red social el documento que prueba la expulsión que siguió a la foto, y contiene el análisis y los motivos de la institución donde trabajaba para tomar la decisión.

“Por este ‘documento’ lleno de mentiras, patrañas, calumnias y palabras sin sentido se me comunica la sanción que se me aplica en mi centro laboral, que es la separación definitiva del mismo, violando claramente mi derecho a la libertad de expresión y poniendo por su parte en práctica el sucio elemento de la Represión, cuando queda completamente claro que yo sólo estoy reclamando mis derechos y los de mis compañeros (…)”, escribió Reyes Gómez.