Trasladan a Esteban Rodríguez a prisión de Valle Grande

El activista y reportero Esteban Rodríguez, preso desde la protesta pacífica del 30 de abril en la calle Obispo, fue enviado a la cárcel de Valle Grande
 

Reproduce este artículo

El activista y reportero ciudadano Esteban Rodríguez López, preso desde la protesta pacífica del 30 de abril en la calle Obispo de La Habana, fue enviado este miércoles 26 de mayo para la cárcel de Valle Grande.

Rodríguez, colaborador de ADN Cuba, antes del traslado logró llamar a su esposa Zuleidis Gómez Cepero para comunicárselo, informó otro colaborador de este medio, Héctor Luis Valdés.

“Esteban Rodríguez fue detenido arbitrariamente el pasado día 30 de abril junto a varios jóvenes que se manifestaron pacíficamente en la Calle Obispo, para exigir ver al artista Luis Manuel Otero Alcántara”, que llevaba 7 días en huelga de hambre y de sed, recuerda Valdés en un post de redes sociales.

La esposa del prisionero por motivos políticos, explicó que “estará 15 días en aislamiento”, por lo que no podrá llamar nuevamente en, al menos, dos semanas.

“Cuando culmine los quince días de aislamiento, pues llamará para decirle el día en que podrá ir a llevarle artículos de primera necesidad”, refirió Valdés.

El reportero señala que “a Esteban se le acusa, junto a los otros manifestantes pacíficos, del supuesto delito de Alteración al Orden Público”, por el que le aprobaron “el pedido de instrucción penal de Prisión Preventiva”.

“El régimen cubano una vez más viola los derechos más elementales de sus ciudadanos; como (…) el derecho a manifestarse pacíficamente, el derecho al libre movimiento, asociación y el de expresarse libremente. Una vez más el sistema totalitario que impera en la isla, encarcela a jóvenes por el simple hecho de disentir”, denunció Héctor Luis Valdés.

Aseguró en Facebook que “esteban no estuvo, no está y nunca estará solo; mientras que por mis pulmones corra el aire y por mis venas la sangre, estaré dando la guerra para su pronta liberación. La de él y la de todos los que injustamente sufren condena”.

A la prisión de Valle Grande fue enviado también, a inicios de mayo, Yoandi Montiel, popular influencer conocido en las redes sociales como “El Gato de Cuba”, a quien el régimen pretende condenar bajo el delito de “desacato”.

El 21 de mayo, ADN Cuba informó que a Esteban Rodríguez el régimen le denegó el “cambio de medida” solicitado por su abogado, según informó a nuestro medio, su esposa Zuleidis Gómez Cepero. 

“(…) y están pidiendo su traslado para otra prisión, ya que según le explicaron al abogado, las prisiones de La Habana están llenas de coronavirus”.

Anteriormente también un tribunal de La Habana desestimó el recurso de Habeas corpus presentado a favor del periodista independiente por Cubalex, organización no gubernamental (ONG) que ofrece asesoramiento legal.

 

Un caso arbitrario e irregular

El Órgano de Enfrentamiento Especializado de Delitos contra la Seguridad del Estado, solicitó prisión provisional para Esteban Rodríguez, detenido arbitrariamente desde el 30 de abril cuando fue arrestado en una manifestación pacífica en La Habana.

Durante este mes transcurrido desde su arresto arbitrario, a la familia no le han permitido verlo ni han sido debidamente informados del proceso penal que el régimen emprende contra él por los supuestos delitos de “desorden público” y “resistencia”.

Solo tras varios días en situación de “desaparición forzada”, Rodríguez pudo realizar una llamada a su esposa Zuleidis Gómez, el 9 de mayo, en la que confirmó que se encontraba apresado en “Villa Marista”, sede del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE).

Esteban Rodríguez fue arrestado junto con una decena de personas, durante una manifestación reprimida por fuerzas de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), Tropas de Prevención (Ejército) y el DSE. Los activistas y periodistas independiente, pretendían llegar hasta la sede del Movimiento San Isidro (MSI) para conocer el estado de salud del artista Luis Manuel Otero Alcántara, quien se encontraba en huelga de hambre y sed.

Ante la resistencia de las fuerzas militares a dejar que accedieran a la vivienda en la calle Damas 955, Esteban Rodríguez y otros se sentaron con las manos entrelazadas e hicieron desobediencia cívica y pacífica, en un pequeño parque de las calles Obispo y Aguacate, soportando la embestida policial y de la Seguridad del Estado.

Mientras permanecía en el suelo, junto a otros activistas, Rodríguez explicó que su único interés era ver a Luis Manuel Otero, el artista convaleciente. Sin embargo, sus demandas fueron desoídas y en cambio, las fuerzas del régimen los detuvieron con violencia, en medio de la protesta de decenas de transeúntes.

Imágenes de los hechos 30 de abril muestran cómo un agente de la policía política vestido de civil aplica técnicas de estrangulamiento para reducir a Rodríguez, e impedirle expresarse.