"Diálogo" convocado por Fernando Rojas termina en represión

El funcionario escribió a una curadora independiente para reunirse con 3 integrantes del 27N, movimiento derivado de la protesta frente al Mincult en solidaridad con el MSI y contra la represión. Irónicamente, muchos de ellos han terminado reprimidos este miércoles
 

Reproduce este artículo

Mientras los medios del Partido Comunista difamaron desde finales de noviembre sobre el Movimiento San Isidro (MSI) y el 27N, según este último grupo, el viceministro cubano de Cultura, Fernando Rojas, los contactó para retomar el “diálogo” truncado por el mismo régimen.

El funcionario escribió a la curadora independiente Solveig Font, para reunirse con tres integrantes del 27N, movimiento surgido luego de la protesta frente al Mincult en solidaridad con el MSI y contra la represión. Pero muchos de ellos terminaron reprimidos este miércoles.

“Aquella manifestación de artistas e intelectuales plantados en el Mincult abrió un proceso de demandas del pueblo de Cuba ante sus instituciones y representó un acto de protesta pacífico y masivo contra el incremento de la violencia policial y la represión que sufre la Cuba de hoy”, expresó el 27N en un comunicado de su página oficial. El grupo reveló una cronología de los intentos recientes de aproximación del dirigente castrista.

“Desde mediados de diciembre, el Ministerio de Cultura, a través de su viceministro Fernando Rojas, se puso en contacto con una integrante del grupo de los 30. Se interesó por conocer si continuábamos activos y si estábamos dispuestos a dialogar”, aseguraron los activistas.

Rojas “pidió discreción y planteó la posibilidad de retomar las negociaciones para el futuro y prometido encuentro con el Ministro de Cultura. Mientras ello ocurría, no cesaba la intensa campaña de descrédito que, a través de los medios oficiales, intentaba sembrar en la opinión pública la idea espuria y festinada de que los sucesos del 27N formaban parte de un plan orquestado desde los EU para desestabilizar al país y provocar un 'golpe suave'”, denunciaron.

El grupo reveló mensajes de texto intercambiados por el viceministro con la curadora de arte Solveig Font, pidiendo una reunión inicial con tres del 27N.


Desde el correo electrónico oficial del movimiento, “se envía una respuesta a Fernando Rojas, reafirmando que el grupo continúa en disposición de retomar el diálogo. Además, se notifica por SMS el envío del correo electrónico y la designación, en el grupo, de tres voceros del 27N para negociar los términos del futuro diálogo”.

Pero el funcionario no responde en ese momento, y cuando se le envía un nuevo SMS solicitándole que haga acuse de recibo del correo, Rojas expresó “que no dará respuesta a mensajes de correo electrónico colectivo y mantendrá su comunicación a través de SMS”.

Finalmente, luego de varios intercambios, Rojas responde que “hará una propuesta antes de fin de año”, y el 29 de diciembre se reúne con la curadora Solveig Font, el dramaturgo Yunior García y la artista visual Camila Lobón, designados por el 27N voceros para la negociación de los términos del nuevo diálogo.

Entre las condiciones del Ministerio de Cultura para un encuentro con el 27N, estaba que la institución no aceptaba dialogar con “corresponsales de medios financiados por el Departamento de Estado de los Estados Unidos”, refiriéndose a la prensa independiente.

El 12 de enero del 2021, “se envía a Fernando Rojas un correo electrónico con la nueva propuesta de condiciones del 27N”, pero no conocen la reacción del viceministro hasta el 26 de enero, cuando “Rojas llama a Solveig Font y le pide reunirse nuevamente con los 3 voceros al día siguiente en algún momento entre las 10:30 y 12:30 am”.

 

Miércoles de represión

Este miércoles varios miembros del 27N amanecieron sitiados o fueron detenidos arbitrariamente. La policía política de Cuba renovó el acoso y los “arrestos domiciliares” arbitrarios, que acostumbra a realizar contra activistas y artistas independientes crítico.

En la página oficial de la artista Tania Bruguera, uno de los principales rostros del 27N, denunciaron que poco después de las 8:30 am (hora de Cuba) estaba “siendo imposibilitada de salir de su casa, policías están 'recomendándole' regresar, se dirigen siempre a ella muy cínicamente usando subjuntivos”.

La respuesta de Tania Bruguera fue “un rotundo 'No, me voy a quedar' mientras el policía llamaba para saber qué hacer en este caso”.

Según la página “a estos 5 agentes se les suma un policía vestido de civil que fue quien llamó a gritos a Tania cuando se dio cuenta que estaba a una cuadra ya de distancia de su casa”.

Juliana Rabelo, colaboradora de Bruguera, la acompañaba y “le gritaban que le dieran el teléfono celular porque no podía tirar fotos y que tenía que irse y logró enviarnos el número del policía 28540 y esta foto de Tania sola con 5 policías. Ella se alejó de esta situación para podernos avisar”.

Sobre las 9:00 a.m. Tania Bruguera continuaba enfrentando a los policías y se mantenía en su decisión de no “permitir que le limiten su libertad de movimiento”, según el post de su página oficial.

Por su parte Deborah Bruguera, hermana de la artista, publicó luego que “deduzco que habrá sido arrestada”, porque hacía más de una hora desde que se denunció el sitio, y no tenía noticias de la activista. Tania sería liberada en la tarde, pero la detuvieron nuevamente cuando intentó llegar al Mincult.

También se reportó las detenciones de arbitrarias de la poeta Katherine Bisquet y la periodista independiente Camila Acosta.

Según el medio independiente CubaNet, donde labora la reportera, Acosta se disponía a participar en una congregación convocada por el 27N, a “dos meses de los históricos sucesos”, en un lugar de la capital que los miembros no habían hecho público por motivos de seguridad.

Por su parte, Bisquet publicó en Twitter: “Amanezco sitiada por la policía política. Camila Lobón y Camila Acosta son detenidas en la calle. Estas son las primeras represalias y la jornada martiana aún no comienza. ¡Mal augurio!”. Al intentar salir, la arrestaron.

La artista Tania Bruguera es una de los rostros más conocidos del grupo 27N, surgido luego de una protesta de cientos de cubanos frente al Ministerio de Cultura del régimen, en solidaridad con el Movimiento San Isidro.

Su hermana Deborah denunció que los hechos de hoy, violatorios de derechos humanos, sucedían "cuando un tributo de intelectuales a José Martí y las mujeres se convierten en el terror de un gobierno".

El 27N expresó en Facebook que “a 2 meses del 27N y en vísperas del aniversario 168 del natalicio del apóstol, exigimos que la institución dé respuesta de forma pública y transparente”, por lo que aquellos de sus miembros que no fueron interceptados por la policía se plantaron nuevamente frente al Mincult.