Cámara para vigilar a Luis Manuel Otero costaría cientos de dólares

Mientras la mayoría de los cubanos no dispone de alimentación adecuada y otros productos básicos, el régimen dedica recursos a vigilar a los activistas pacíficos y artistas independientes que critican al castrismo
Cámara instalada frente a la casa del artista Luis Manuel Otero, y obras realizadas por él. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Mientras la mayoría de los cubanos no dispone de alimentación adecuada y otros productos básicos, el régimen dedica recursos a vigilar a los activistas pacíficos y artistas independientes que critican al castrismo.

Además de las patrullas y los miles de agentes de la policía política puestos a disposición de reprimir, el régimen ha instalado cámaras de vigilancia frente a las viviendas de opositores, o en escenarios de protesta reciente como el Ministerio de Cultura (Mincult).

Como botón de muestra de a qué se destinan los dineros públicos en la isla dominada por el Partido Comunista, es relevante conocer que la cámara ubicada en la puerta del artista Luis Manuel Otero Alcántara (coordinador del Movimiento San Isidro, MSI) puede costar varios cientos de dólares.

Así lo denunció el cubano identificado en redes sociales como Yovy Vallés Tejeda, residente en Montreal (Canadá).

Vallés Tejeda compartió una captura de pantalla de una búsqueda en internet, donde se ve el modelo instalado frente a la sede del MSI, ofertado por casi 400 dólares canadienses. “Esta es la cámara personalizada instalada por el nuevo 'Brac' que espía la puerta de Luis Manuel Otero Alcantara. Unos $350 US [al cambio de dólares canadienses] bajo un bloqueo feroz y con las arcas vacías. Para que no hagan otra huelga de hambre”, escribió.


“Dios mío en vez de preocuparse por el alimento del pueblo se preocupan por vigilar a nuestros hermanos de lucha [,] hasta cuándo Cuba”, comentó Arencibia Yosby, en el post.

 

Transformando la violencia en arte

El artista y activista cubano Otero Alcántara, se desnudó el 10 de febrero frente a la cámara instalada en las afueras de su casa en Damas 955, La Habana Vieja.

El coordinador del MSI, anunció en su Facebook que iniciaría un nuevo performance, donde dibujará diariamente la cámara que lo vigila. 

Ellos reprimen y nosotres transformando la violencia en arte”, comentó el artivista. Como parte del performance, Otero Alcántara, compartió en sus redes sociales una imagen suya, desnudo frente a la cámara, desde el interior de su casa. 

“De la serie: Naturaleza Muerta. 'Transformando la violencia en arte'. UB 694”, detalló el creador junto a su fotografía y un dibujo.

Nos estamos enamorando. 
Tu nombre de soltera es UB694.
Conoces cada movimiento mío. 
Te está volviendo autónoma. 
Me haces guiños de amor.
Yo te cuidaré hasta que la libertad nos separe.

En declaraciones a ADN Cuba, cuando se planteó el proyecto, el artista coincidió en que la cámara viola su intimidad y sigue sus movimientos.

"Voy a dibujarla, y la historia es como tú me vigilas y yo te reinterpreto esa vigilancia en arte. Yo pudiera hacer algo radical con la cámara, pero no, es demostrar que el régimen cubano vigila mi intimidad y eso es un delito. Si yo entrego una carta al Ministerio de Comunicación para que me quiten la cámara porque viola mi intimidad, ellos no van a hacer nada. Entonces yo le voy a dedicar una serie de dibujos para que quede en la historia parte de la violación, sobre un régimen que ya está acabando".

Otero Alcántara adelantó, además, que realizaría otras intervenciones sobre este acto represivo. Como fundador del MSI, Luis Manuel Otero fue uno de los acuartelados y huelguistas de hambre y sed en su propia vivienda en noviembre anterior.

Diez días después, fuerzas del régimen irrumpieron violentamente en la sede del MSI con el propósito de poner fin a la manifestación y arrestaron a los opositores. Ese mismo día fueron puestos en libertad, pero se les impidió regresar a la sede.

El desalojo provocó una protesta de más de 300 artistas e intelectuales ante el Mincult a favor de más libertades y respeto a los movimientos opositores.

La protesta de San Isidro y el plantón ante el Mincult provocaron revuelo en la comunidad cubana y la arena internacional. También reacciones del régimen, que organizó la víspera un acto paralelo con sus simpatizantes.

Reconocidas organizaciones se han pronunciado contra estos actos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); Artículo 19; Human Rights Watch, Cubalex y otros.