Carolina Barrero: Pensar diferente no es un delito

La curadora de arte y productora Carolina Barrero continúa sitiada por agentes de la Seguridad del Estado
La curadora de arte y productora Carolina Barrero continúa sitiada por agentes de la Seguridad del Estado
 

Reproduce este artículo

La curadora de arte y productora cubana Carolina Barrero envió un mensaje a los agentes del régimen cubano que le tienen prohibido salir de su vivienda: "Pensar diferente no es un delito, todo lo contrario, es la savia pura de la sociedad".

Según denunció Barrero en su Facebook, continúa una patrulla policial en los bajos de su apartamento en La Habana. Un video muestra el vehículo estatal, de matrícula 771E, con dos policías uniformados y una mujer, en apariencias agente de la Seguridad del Estado.

"¿Acaso se preguntan por qué están aquí? ¿Me creerán una criminal, una prófuga? ¿Sabrán ellos que también tienen el poder de decir no? Todo esto empezó el día después del último acto de repudio en Instar, el 23 de junio. Probablemente se tratara en ese momento de una represalia personal del agente que nos atiende, por exponer su proceder encubierto, la manera en la que claramente enviaban una comitiva orquestada de ciudadanos a molestar. Luego detuvieron a Hamlet en Villa Marista, vino el 11J y la conveniente prisión domiciliaria se ha mantenido", reflexionó Barrero.

El 25 de agosto, Barrero burló el cerco policial para llegar a la vivienda de sus amigas, las artistas Camila Lobón y Katherine Bisquet.

Esta 'escapada' pareció incomodar a las autoridades del régimen cubano, quienes el 27 de agosto exigieron el regreso de Barrero a su casa.

"Ahora quieren usar lo que son nuestros derechos como moneda de cambio. Quieren comprar nuestro silencio y nuestra “tranquilidad” con darnos de vuelta la libre movilidad. Pero qué tranquilidad se puede tener en un país que desprecia y oprime de semejante manera a sus ciudadanos. Mienten, amenazan, viven del tráfico del miedo y la corrupción", agregó.

Finalmente el 29 de agosto Barrero regresó a su vivienda, luego de amenazas de la Seguridad del Estado con enjuiciar al artista Hamlet Lavastida, preso desde el 26 de junio y expulsar del alquiler a Bisquet y Lobón.

Barrero continúa sitiada en sus apartamento. Lobón y Bisquet no tienen vigilancia visible actualmente, confirmaron a ADN Cuba.

"Hoy pueden tenerme presa en mi casa, mañana en la prisión, nada de eso cambia el absurdo, el abuso, el delirante atentado a los principios más básicos del derecho civil. Pensar diferente no es un delito, todo lo contrario, es la savia pura de la sociedad", concluyó la publicación de Barrero.

Lavastida, pareja de Bisquet, fue detenido el 26 de junio tras regresar de una residencia artística en la Kunstlerhaus Bethanien, en Alemania. Se encuentra detenido en el órgano Especializado de Investigación criminal de los Delitos contra la Seguridad del Estado, conocido como Villa Marista.

El régimen cubano acusa a Lavastida de los supuestos delitos de 'instigación a delinquir' e 'incitación a la rebeldía'.

En más de dos meses de encarcelamiento a Lavastida se le han negado un cambio de medida cautelar y tres apelaciones.