Revelan rostro de atacante a la Policía en Boyeros

El ataque ocurrido en la subestación de la policía en el poblado de Calabazar, municipio Boyeros, fue perpetrado por Yusniel Tirado Aldama, quien ya se encuentra detenido luego de provocar la muerte a un oficial y daños graves a otros dos. La madre del atacante falleció luego de los sucesos, según medios independientes
 

Reproduce este artículo

El Ministerio del Interior (Minint) de Cuba identificó como presunto culpable del ataque perpetrado en la subestación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Calabazar, a Yusniel Tirado Aldama, de 27 años de edad y residente en Boyeros (La Habana).

Según fuentes cercanas al hecho consultadas por Cubanet, Tirado Aldama tras ser multado por no llevar nasobuco (una medida implementada en el país en medio de la propagación del coronavirus), fue a su casa y sobre las 4 a.m. regresó a la unidad con un cuchillo. Allí encontró al oficial de la “carpeta” dormido y lo degolló.

Tras perpetrar el asesinato, el atacante le quitó la pistola e hirió de gravedad a los otros dos oficiales que se encontraban a esa hora en la unidad.

El oficial de guardia de la citada unidad que falleció víctima de graves heridas en el cuello, ha sido identificado como Primer Teniente Yoannis Rodríguez Rivero, de 34 años de edad.

Se encuentra ingresado en el Hospital Enrique Cabrera, reportado grave con peligro para la vida, el primer suboficial Georvis Ley Cuenca, de 30 años de edad, chofer de auto patrullero, de la propia unidad. También resultó lesionado el primer suboficial Ariel Rojas Tomás, de 48 años de edad, oficial carpeta de dicha subestación de la PNR.

“Un familiar de Tirado asegura que, en el momento de los hechos, este se hallaba bajo los efectos de las drogas”, publicó Cubanet, en la nota.

De acuerdo con una nota publicada por el diario oficialista Granma, Tirado Aldama fue detenido cinco horas después del suceso. “Fuerzas conjuntas del Ministerio del Interior y factores de la comunidad ubicaron y capturaron al autor del hecho y se le ocupó el arma sustraída”.

En el comunicado emitido por el MININT se precisa que el presunto culpable realizó la agresión de manera individual y que el joven cubano “no mantenía ningún vínculo laboral, cumplió condena por un delito de Atentado y además, le constan antecedentes por Robo con fuerza, Lesiones, Tenencia de Drogas, Daño a la propiedad y Receptación".

Cubanet expuso que tuvo acceso a fuentes cercanas y que la madre de Tirado, al enterarse de los hechos, sufrió un infarto y fue trasladada al Hospital Nacional “Enrique Cabrera”, donde falleció. Sin embargo, otras fuentes han referido a ADN Cuba que el desenlace de la señora no fue fatal, aunque se encuentra con un estado de salud delicado, pues es diabética y no quiere comer por una fuerte depresión.

ADN Cuba intenta obtener más información, aunque tanto la comunidad donde ocurrió el hecho, como el Hospital “Enrique Cabrera”, se encuentran bajo una fuerte vigilancia de fuerzas del Ministerio del Interior y no se ofrece información a periodistas. 

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel aludió este sábado a su indignación por el asesinato del primer teniente Yoannis Rodríguez y las heridas provocadas a los dos policías a manos de quien catalogó como un “delincuente” en la estación de Calabazar, en La Habana.

“No habrá impunidad”, aseguró el dirigente cubano en su cuenta de Twitter.

Yusniel Tirado Aldama, de 27 años de edad, residente en Boyeros (La Habana).

Yusniel Tirado Aldama, de 27 años de edad, residente en Boyeros (La Habana).