Activista Adrián Rubio recibe citación de la policía política
Uno de los acuartelados de San Isidro, Adrián Rubio, fue citado verbalmente este martes para acudir a la estación policial del municipio Cotorro
 

Reproduce este artículo

El activista cubano Adrián Rubio -uno de los atrincherados de San Isidro- fue citado verbalmente este martes para acudir a la estación policial del municipio Cotorro, La Habana.

Según denunció el objetor del servicio militar en un video de Facebook, este lunes, cuando se encontraba en casa de la opositora Anyell Valdés, agentes de la Seguridad del Estado le llevaron a su casa una citación, la cual fue rechazada por su madre.

Debido a lo anterior, este 26 de enero, el jefe de sector se apersonó en su vivienda, incluso antes de que Rubio despertara, para citarlo de manera verbal y con carácter 'urgente'.

"Yo me niego asistir pues no cuenta con ninguna legalidad en el Código Penal", señaló el joven.

Adrián Rubio, Anyell Valdés Cruz y Jorge Luis Arias fueron detenidos el viernes anterior, por salir a las calles vestidos de pioneros y con carteles.

En las imágenes que compartió ADN Cuba se observa cómo son conducidos a los autos patrulla y sacados del lugar, mientras una multitud los sigue.

"Los niños cubanos tenemos hambre queremos tomar leche", "Queremos democracia y libertad", "Basta de odio", "No le tengo miedo a la represión del estado sino al silencio de Mi Pueblo", rezaban los carteles.

"La Revolución Somos Nosotros" gritaron cuando llegaron los agentes de la Seguridad del Estado a interrumpir la protesta.

Él participó en el acuartelamiento de la sede del Movimiento San Isidro (MSI), hasta que a finales de noviembre de 2020, la casa fue desalojada a la fuerza por agentes del gobierno, quienes utilizaron como pretexto la propagación del coronavirus.

Previo a este acontecimiento, el joven de 18 años se manifestó en contra del Servicio Militar Obligatorio (SMO) que existe en la isla.

Citaciones ilegales en Cuba

Según la organización Cubalex, especializada en derechos humanos, los opositores solo deben recibir citaciones emitidas por un tribunal y firmadas por el secretario judicial. 

Recomiendan hacer una foto del documento antes de devolverlo, pero no firmar.

Destacan que hay que llevar un registro de la represión lo más detallado posible y denunciar el hostigamiento.

También destacan que si una citación oficial no cumple con los requisitos del Artículo 86 de la Ley de Procedimiento Penal, la misma le autoriza a declararla nula en su artículo 90.