Activistas detenidos por visitar a Otero Alcántara

Agentes del régimen detuvieron a varios activistas que visitaron al artista disidente Luis Manuel Otero Alcántara, que desde el lunes fue “liberado” del hospital “Calixto García”, en La Habana, donde estuvo retenido e incomunicado durante casi un mes
 

Reproduce este artículo

Agentes del régimen detuvieron a varios activistas que visitaron este martes 1 de junio al artista disidente Luis Manuel Otero Alcántara, que desde el lunes fue “liberado” del hospital “Calixto García”, en La Habana, donde estuvo retenido e incomunicado durante casi un mes.

La activista, poeta y rapera cubana Yenisleydis Borroto Vega, conocida artísticamente como Afrik Reina y miembro del Movimiento San Isidro (MSI) –que lidera Otero–, informó en sus redes sociales que “Ignacio Arias Martínez, Ivette castillo y Lili Frómeta [fueron] detenidos al salir de visitar a Luis Manuel Otero Alcántara en la casa de su familia”.

El artista se encuentra en una vivienda de su familia en el barrio habanero del Cerro. El coordinador principal del MSI conversó en exclusiva con ADN Cuba y denunció que estuvo recluido contra su voluntad, recibió tortura y malos tratos por parte de la policía política en complicidad con el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

 

Tortura en el hospital

Ante una pregunta de Héctor Luis Valdés, quien lo entrevistó en directo para las redes sociales de este medio, respondió: “Estoy molesto, sobre todo por saber que mis hermanos Maykel Osorbo, Esteban Rodríguez y otros están presos ahora mismo. Eso no me deja estar tranquilo”.

Sobres las condiciones de su reclusión, dijo que fue “un mes encerrado en un cuarto, aire acondicionado [puesto durante las] 24 horas, con tres agentes de la Seguridad del Estado mirándote literalmente 24X24”.

Los efectivos de la policía política “hacían relevos a las 6 de la mañana”, según Otero, y no lo perdían de vista en ningún momento. Afirma que sus captores mantenían la luz eléctrica encendida en todo momento.

Solo cuatro médicos y dos enfermeras estaban autorizados a entrar al cuarto donde lo tenían recluido, y cada vez que lo hacían los agentes registraban sus señas de identidad, y horas de ingreso y salida.

Sobre su salida este lunes, dijo que la Seguridad del Estado no lo interrogó, pero sí le advirtió que no hiciera nada por sus “hermanos” Maykel Osorbo (prisionero en Pinar del Río) y Esteban Rodríguez, enviado a la cárcel de Valle Grande por exigir en la vía publica respeto a los derechos humanos de Otero.

“Me dijeron que esperaban que yo no hiciera nada (…) Eso no cabe en la cabeza de nadie, y mucho menos en la mía, ustedes me conocen”, respondió el artista a los represores.

“Hay millones de tipos de torturas: Que me metas a mí en un aire acondicionado 24x24 [horas], que tú me tengas un bombillo encendido, de 40v, las 24 horas durante 15 días, y que tengas que dormir con esa luz y no sabes si lo haces de noche o de día, sin tener con quién hablar… Eso es tortura”, denunció sobre su confinamiento.

El coordinador principal del MSI responsabilizó por lo sucedido también al Minsap. “Yo no tengo que estar en un hospital, sano. Eso era una prisión y el Ministerio de Salud pública estaba prestado, literalmente, para todo lo que conmigo pasara allí, y lo que pasaba allí”, expresó.

También esclareció que se encontraba recluido sin su consentimiento: “Ellos entraron a mi casa y me secuestraron, yo no estaba ahí por mi voluntad”.

Durante la entrevista concedida a ADN Cuba, confirmó lo que ya habían revelado los medios independientes: “Estábamos rodeados de militares, era una unidad militar más que un hospital el 'Calixto García'”.

 

Seguirá luchando

Este lunes, en un video publicado por otro medio independiente, CubaNet, el artista precisó: “lo que sí está claro es que voy a seguir puesto, vamos a seguir luchando”.

“Estamos súper conectados, sobre todo preocupado por mis hermanos que están presos ahora mismo (…) esto no va a ser de sectarismo, de que yo estoy bien y el otro está mal. ¡No! Vamos a ponernos pa esto. Yo estoy puesto, Patria y Vida y estamos súper conectados. San Isidro sigue conectado familia”, concluyó la directa por CubaNet.

En una entrevista con el diario independiente 14ymedio, Otero dijo que tiene “libertad de movimiento para ir a donde quiera”. Su casa en Damas 955 (Habana Vieja), todavía “está con la policía en la esquina”, por lo que el artista quería dejar pasar un tiempo antes de regresar.