Luis Manuel Otero continúa creando arte desde prisión

Otero Alcántara publicó este jueves obras de su serie de dibujos Payasos (2021), inspirada en escenas e historias de las penitenciarías donde lo ha recluido el régimen
Artista Luis Manuel Otero y obras de la cárcel
 

Reproduce este artículo

El artista cubano y preso político Luis Manuel Otero Alcántara, continúa creando en la cárcel y publicó este jueves obras de su serie de dibujos Payasos (2021), inspirada en escenas e historias de las penitenciarías donde el régimen castrista lo ha recluido arbitrariamente.

Otero, líder del Movimiento San Isidro (MSI) y declarado preso de conciencia por Amnistía Internacional, exigió tener acceso a materiales para realizar su arte en la cárcel de máximo rigor, situada a 45 kilómetros al oeste de La Habana. Le permitieron recibir un cuaderno y dos crayolas por cada visita. Cuando acabó el papel, cosió cajas de cigarros para continuar dibujando.

“Comienzan a surgir los payasos. Son retratos. Casi autorretratos. Combinando todos los colores que ha podido reunir va dándole forma a una galería de emociones, variaciones mínimas donde se recrea la naturaleza humana, lo más básico y visceral que a todos nos acompaña”, explica la profesora de arte y miembro del MSI Anamely Ramos, en el texto de presentación de la serie.

Según la activista, Otero idea sus obras sin poder salir de la celda, “tomando sol una vez al día, mirando el cielo a través de una ventana chica”.

Algunas obras “recuerdan pasajes anteriores de su vida: 'En el Valle solo los gorriones son libres', dice uno, haciendo referencia a marzo de 2020, cuando permaneció 14 días preso en la prisión de Valle Grande. Entre las dos cárceles, transcurrió poco más de un año, y cambió un país. (…) Sus payasos son el rostro melancólico pero valeroso de un país al que el cambio le está costando la vida. Los payasos son el rostro de un parto doloroso y grande, en el que todos estamos involucrados”.

Ramos recuerda que Luis Manuel Otero lleva más de cinco meses en prisión. “Desde ahí ha salido como uno de las cien personas más influyentes del año según la revista TIME. En este tiempo su arte lo ha acompañado”.

“Para Luis el arte es ara y no pedestal, al igual que la Patria. Sus payasos son hoy los retratos de una patria que se ahoga, que grita, y que aun así logra trasmitir esperanza”, concluyó la intelectual.

A inicios de esta semana el MSI denunció que está enfermo en la cárcel de Guanajay y las autoridades del régimen comunista bloquearon sus llamadas telefónicas.

El lunes 20 de diciembre, el coordinador principal del MSI recibió la visita de sus familiares, quienes no saben si esa será el último encuentro que permitan con el activista este año.

“Luis Manuel tiene dermatitis seborreica y aunque le hemos podido alcanzar algunos medicamentos, el estado de estrés en el que se encuentra y la incertidumbre, aún no han permitido que estos actúen eficazmente”, dijo el MSI en un comunicado tras recibir información de los familiares.

Quienes visitaron a Luis Manuel Otero también dijeron que “le han bloqueado la tarjeta telefónica con la que hacía llamadas internacionales”.

“Aunque el derecho a estar comunicado no es algo que el gobierno cubano pague de su bolsillo, sí usa todo su poder para privar a los presos políticos del contacto con familiares, amigos o colegas”, denunció el MSI.

Luis Manuel Otero fue detenido el 11 de julio cuando intentó unirse a las manifestaciones pacíficas en La Habana. Está acusado de la presunta comisión de los delitos de “desacato agravado”, “desorden público” e “instigación a delinquir”.

Además, sobre el reconocido pintor, escultor y performer pesa la acusación de “ultraje a los símbolos patrios”, abierta desde el año pasado por realizar la obra de arte “Drapeau”.