Rapero Maykel Osorbo sigue incomunicado en prisión

El régimen cubano mantiene incomunicado a Maykel “Osorbo” Castillo, preso político y rapero ganador de dos Grammys Latinos por la canción "Patria y Vida"
Rapero Maykel Osorbo
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano mantiene incomunicado a Maykel “Osorbo” Castillo, preso político y rapero ganador de dos Grammys Latinos por la canción "Patria y Vida", denunció este miércoles el Movimiento San Isidro (MSI).

“Exceptuando una corta llamada a Carolina Barrero el día 2 de diciembre, a Maykel no lo han dejado llamar desde el 19 de noviembre, un día después de los premios Grammy. Esas son las consecuencias de ganar premios artísticos, de reconocimiento internacional, para un opositor en la Cuba totalitaria”, refiere una nota de la organización de artistas independientes y activistas por la democracia.

Según el MSI, Osorbo “sigue enfermo y no hay posibilidad de tener un diagnóstico confiable mientras esté preso dentro de Cuba. En una situación humanitaria tan delicada como esa, negarle las llamadas es un crimen. Organizaciones internacionales importantes se pronunciaron sobre eso el día 3 de diciembre, pero el Estado Cubano no escucha”.

La semana anterior una nueva resolución de la Eurocámara condenó la violación de derechos humanos en Cuba y exigió la liberación inmediata del rapero, junto al activista político José Daniel Ferrer, la Dama de Blanco Aymara Nieto, el artista Luis Manuel Otero, el pastor Lorenzo Rosales, el opositor Félix Navarro y el manifestante del 11J Andy Lorenzo García. “Pero al parecer el Estado Cubano decidió ignorar todos los reclamos de derechos para los cubanos. El Estado Cubano sólo quiere una cosa del mundo: dinero”, afirma el comunicado del MSI.

La organización califica de “inmoral” el Acuerdo de diálogo entre la Unión Europea y el gobierno de Cuba, “mientras haya 800 presos políticos” en la isla y estos “sean maltratados y sus familias amenazadas”.

“Si la salud de Maykel se agrava no tendremos forma de enterarnos. Él lo sabe, por lo que cuando fueron a verlo la semana pasada, mandó a decir que, si en esta semana no le devolvían el teléfono, daría guerra. Cualquier esfuerzo extra de Maykel o cualquier maltrato a su persona, en este momento, puede ser fatal”.

El MSI concluyó asegurando que “no podemos permitir que un grupo de mafiosos inescrupulosos siga destruyendo la vida de cubanos inocentes y amargando a las familias cubanas”.

 

Luis Manuel Otero: enfermo y con llamadas bloqueadas en prisión

Otro miembro del MSI y preso de conciencia, Luis Manuel Otero Alcántara, está enfermo en la cárcel cubana de Guanajay. Las autoridades bloquearon sus llamadas telefónicas, denunció este martes la organización de disidencia artística.

El lunes 20 de diciembre, el coordinador principal del MSI recibió la visita de sus familiares. “Luis Manuel tiene dermatitis seborreica y aunque le hemos podido alcanzar algunos medicamentos, el estado de estrés en el que se encuentra y la incertidumbre, aún no han permitido que estos actúen eficazmente”, dijo el MSI en un comunicado.

Quienes visitaron a Luis Manuel Otero también dijeron que “le han bloqueado la tarjeta telefónica con la que hacía llamadas internacionales”.

“Aunque el derecho a estar comunicado no es algo que el gobierno cubano pague de su bolsillo, sí usa todo su poder para privar a los presos políticos del contacto con familiares, amigos o colegas”, denunció el MSI.

Luis Manuel Otero fue detenido el 11 de julio cuando intentó unirse a las manifestaciones pacíficas en La Habana. Está acusado de la presunta comisión de los delitos de “desacato agravado”, “desorden público” e “instigación a delinquir”.

Además, sobre el reconocido artista pesa la acusación de “ultraje a los símbolos patrios”, abierta desde el año pasado por realizar la obra de arte “Drapeau”.

El Movimiento San Isidro entregó un Habeas Corpus a favor de Otero, que fue rechazado por el Tribunal Provincial Popular de La Habana el 12 de noviembre, alegando que “no era procedente”.

“Luis Manuel carga con 7 años de activismo político sistemático, lo que le ha costado al menos 60 arrestos arbitrarios de corta duración, vigilancia policial, estado de sitio, el corte de varias líneas telefónicas, difamación en la prensa nacional, violación de su intimidad, amenazas a amigos, vecinos y familiares; golpizas policiales; y su actual encarcelamiento en la prisión de máxima seguridad de Guanajay ubicada en la provincia de Artemisa”, recordó el MSI.

Recomendaciones

 

Relacionados