Más de 220 euros cuesta entrada a concierto de Silvio Rodríguez

Silvio defiende al Partido Comunista, minimiza la brutal represión del 11 de julio y justifica con el embargo la pobreza en que la dictadura tiene sumida a Cuba. En Madrid, una entrada para su próximo concierto supera varias veces el salario de sus compatriotas
Silvio Rodríguez. Foto: AFP
 

Reproduce este artículo

El cantautor Silvio Rodríguez, tradicional defensor del régimen cubano que se autodefine como “socialista”, dará un concierto próximamente en Madrid cuyas entradas pueden llegar a costar hasta 224 euros.

El guionista cubano Norberto González, residente en España, se asombró cuando vio cerca de su casa unos carteles anunciando el venidero recital del músico, una suerte de “trovador oficial” del Partido Comunista de Cuba.

Se trata del concierto “La espera terminó”, organizado por la empresa Buho Management, que será en el Palacio de los Deportes de Madrid. El título del recital parafrasea el del último disco de Silvio Rodríguez.

“(…) me fui a la web donde vendían entradas para ese concierto que será el sábado 2 de octubre de este año. Hice los pasos como si fuera a comprar una entrada y me encontré (¡oh melancolía!) con la tremenda sorpresa de que el precio de uno de los tickets para ver al mítico trovador de la Revolución... ¡superaba con creces el salario mensual de un cubano promedio!”

González, quien compartió capturas de pantallas de la web que vende los boletos, se escandalizó: “Había entradas por encima de los ¡¡¡224 euros!!!” El precio de los tickets disponibles no era inferior a los 125 euros.

En Cuba, el salario mínimo fijado por el régimen es de 2100 pesos (unos 87 dólares), y las pensiones para ancianos y otros grupos vulnerables son todavía más bajas. La precariedad en que se vive en la isla, donde la ineficiente gestión del gobierno agravó los efectos de la crisis pandémica, combustionó en julio con el hartazgo que el pueblo siente del autoritarismo de los dirigentes comunistas, desembocando en el estallido social más grande en los 60 años de la "revolución" que asegura Rodríguez defender. 

Silvio, contrario a numerosos artistas de la isla y organizaciones de derechos humanos, relativizó la brutal represión y achacó las manifestaciones al embargo de Estados Unidos y planes de desestabilización.

Este contexto explica la reacción de Norberto González, que califica a Rodríguez como un “caraeguante, que en el Granma hace poco ha llegado a decir: 'Una Cuba sin bloqueo sería la oportunidad de ser y de mostrarnos como somos'... viene a España (¡sin ser bloqueado!) a meterse un billete en el bolsillo y un cuentapropista cubano no puede viajar a Rusia para traer piezas para su negocio legal de reparación de carros”.


“¿Alguien puede explicarme esto? ¿O van a seguirlo justificando?”, cuestionó González, y convocó: “¡Bloqueo al concierto de Silvio Rodríguez! ¡Que no lo celebre! ¡Si defiende al régimen esta con ellos!”

La publicación de Norberto González se viralizó y al momento de redactar esta nota, había sido compartida más de 1500 veces y tenía más de 300 comentarios, muchos de ellos pidiendo “boicot”.  

En otro post de González, el usuario José Ucha Mascorieto comentó: “Los cubanos libres en Madrid a la calle el 2 de octubre, abajo el comunismo”.

 

Silvio reconoció que protestas fueron “un antes y un después”

Tras críticas por su silencio respecto a las protestas, y las declaraciones justificativas, Rodríguez reconoció reconoció ante la prensa española la importancia de las manifestaciones populares del pasado 11 de julio. Aceptó que estas marcaban “un antes y un después” para la historia del país, aunque continúa justificando la actuación del régimen y omitiendo hechos que calificaría como los de una dictadura, si de Cuba no se tratara.

En conversación con el diario El País, Rodríguez dijo que las primeras sensaciones que tuvo el pasado 11 de julio fueron de tristeza porque, aunque fueron un hecho insólito, las manifestaciones estallaron en medio de la peor ola pandémica de la isla.

“Ha ocurrido en el peor escenario posible: una pandemia mundial aún no controlada, que mata a diario, que exige medidas de distanciamiento que estaban siendo masivamente vulneradas. Por otra parte, en un panorama económico especialmente desfavorable —por la pandemia, claro está— y, para mi país, además, por 62 años de un bloqueo que ha sido muy dañino; para colmo incrementado por 240 medidas de asfixia extra que el gobierno de Trump nos impuso y que Biden mantiene hasta el día de hoy. De pronto se nos juntaron demasiadas crueldades e infortunios”, expresó el representante de la nueva trova cubana.

“Respecto a la acción policial, en la primera manifestación, que fue en San Antonio de los Baños, no hubo respuesta alguna. Los manifestantes recorrieron las calles principales, pasaron por las sedes del gobierno municipal, frente al Partido y hasta por la policía. Allí no hubo represión, aunque después, en otras ciudades, sí la hubo. Una represión que, por tratarse de Cuba, se amplifica, aunque sabemos que algunos que nos señalan están acostumbrados a ver mucha más brutalidad en sus propios países. Por supuesto, afirmo categóricamente que estoy en contra de todo tipo de abuso”, añadió.

Creo que es un antes y un después por lo inédito del hecho para nosotros. No creo que sea “un capítulo más”; es algo de gravedad que nos lleva a reflexiones y espero que a medidas inmediatas. En Cuba vivimos una situación de estrés social que se acrecienta y estoy consciente de que no solo es culpa del bloqueo. Desde hace años, economistas, politólogos y ciudadanos se quejan de medidas económicas anunciadas que inexplicablemente no se han puesto en práctica”, agregó.

Sobre las encarcelaciones Rodríguez ratificó que había solicitado la liberación de los detenidos que no había realizado acciones violentas. En esta entrevista dice que lo sostiene.

“No comparto la calificación esquemática que se dio a los manifestantes, aunque en los videos se ve que entre la masa heterogénea también hubo casos de vandalismo (…) Sin duda así se coordinaron los brotes de protesta en varios lugares a la vez”, siguió diciendo en la conversación.