Silvio Rodríguez admite que el “drama” de Cuba es la fuga de sus jóvenes

También señaló que era contrario a las guerras, pero no era “anti ruso”
Silvio
 

Reproduce este artículo

El cantautor cubano Silvio Rodríguez admitió en una entrevista con el diario “El Español”, que el mayor drama de Cuba era la fuga de sus jóvenes. También admitió que se oponía a las guerras, pero no era “anti ruso”.

"La fuga de jóvenes es nuestro drama más amargo", señaló al medio. Luego intentó suavizarlo y explicó que aunque es dura la separación, esta es una “elección que no solo sucede en las revoluciones: pasa en todas partes, sobre todo en países en conflicto o con problemas económicos".

Rodríguez cuestionó que si España no fue en algún momento histórico un pueblo de migrantes, como lo es el cubano. “¿No tienen problemas migratorios en el sur, con África, y con países del Medio Oriente? A veces me asombra que en países con recursos, donde hay problemas e inconformidades con sus gobiernos, se hable tan mal del nuestro, que siempre ha vivido acorralado por colosales fuerzas externas”, argumentó.

Como es costumbre en Rodríguez, durante la entrevista volvió a culpar de todos los problemas del Castrismo a Estados Unidos. Aunque aceptó que en la isla había pobreza, la excusó por el “acoso” del gobierno vecino.

"Parte de la pobreza que se palpa en las calles de Cuba tiene apellido: Made in USA. El bloqueo es para eso, para crear pobreza y para que el pueblo se vire contra el gobierno. No lo digo yo. Lo dicen ellos con toda claridad", precisó.

Sobre el descontento de la ciudadanía con el régimen de Díaz-Canel, el trovador cubano dijo que eso era “un derecho universal”, pero que no significaba que el pueblo estuviera en desacuerdo con los ideales de su “Revolución”.

"Estar descontento con un gobierno no es lo mismo que no creer en los principios que defiende. Hay coyunturas económicas, a veces impuestas, que pueden provocar reacciones puntuales", añadió.

"Censura existe en todas partes. Conozco países muy desarrollados donde actores y cantores han sido procesados y presos por decir 'inconveniencias'. También hay países donde se calla la opinión ajena a balazos. Nada de eso ha pasado en Cuba", concluyó.