Cola desde las cuatro de la mañana para comprar jabón y detergente


Una fila de cubanos espera desde las cuatro de la mañana para comprar detergente y jabón en el Mercado de Cuatro Caminos, el mismo donde hace meses ocurrió una batalla campal por acceder a sus productos.

Cada persona puede comprar solamente un paquete de 400 gramos y un jabón, por lo que mañana tendrán que hacer nuevamente la cola si desean comprar más, comunicaron fuentes en el lugar a ADN Cuba.

Las personas están repartidas por ambas aceras de las calles aledañas al super-mercado. Esperan poder entrar, aunque los anaqueles de la tienda están medio vacíos, como ya conocen muchos clientes, debido al desabastecimiento crónico del mercado interno en la isla.

A pesar de la presencia del nuevo coronavirus en Cuba, la población no deja de aglomerarse a fuera de las tiendas y otros establecimientos comerciales para adquirir artículos de primera necesidad.

Las colas son parte de la miseria que vive Cuba. Sobre todo porque hacen a la gente perder el tiempo y gran parte de su vida, porque bien que uno pudiera estar trabajando, descansando, haciendo lo que le gusta, pero no, tienen que hacer colas para que se entretenga y se distraiga de los verdaderos problemas que enfrenta esta isla.

En poco menos de dos años de mandato, el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez ha dejado al país expuesto y envuelto en pequeñas crisis económicas, que por muy triste que suene, cada vez se vuelven más periódicas.


Basta con hacer un poco de memoria, y enseguida aparece un pequeño recuento de esas crisis periódicas que hemos tenido en estos casi dos años: escasez de pollo, papel sanitario, detergente, huevos, combustible, condones, cigarros, cerveza, carne de todo tipo, pasta dental, colchas de trapear, aceite, puré de tomate y la lista pudiera seguir, porque la escasez es enorme.

Con coronavirus o no, las cubanas y cubanos tienen que salir a la calle, pedir el turno y rezar porque no se les pase la cola para comprar pollo, o peor, rezar para que el pollo alcance.

Las autoridades sanitarias del régimen confirmaron 9 casos más de coronavirus en la isla, al cierre de este martes 24 de marzo, para un total de 57 infectados.


En Cuba se encuentran ingresados para vigilancia epidemiológica 1479 pacientes, de ellos, 116 extranjeros y 1363, cubanos. Otras 36 mil 526 personas se vigilan en sus hogares, desde la Atención Primaria de Salud.

El régimen de La Habana confirmó hace dos semanas los primeros casos positivos de infección de coronavirus en Cuba con tres turistas de visita en la isla, según informó el Ministerio de Salud Pública.