Aumenta vigilancia del Minint en redes sociales y puntos Wifi
El régimen habría encargado al Minint que incremente su vigilancia sobre las redes sociales y los puntos de conexión Wifi, dada la creciente relevancia que las acciones del grupo Clandestinos van teniendo en el día a día de la isla
Parque con conexión Wifi en Cuba./Foto: Cachivache Media
 

Reproduce este artículo

A partir de la creciente relevancia que las acciones del grupo Clandestinos van teniendo en el día a día de la isla, el régimen estaría encargando al Ministerio del Interior (Minint) que incremente su vigilancia sobre las redes sociales y los puntos de conexión Wifi.

Así lo han denunciado desde la semana pasado varios internautas cubanos, según los cuales personas vestidas de civil, probablemente oficiales de la entidad represora, se les acercan mientras están conectados a Internet y las redes sociales para advertirles que no se hagan eco de la “clandestinidad” y sus acciones.

Un artículo reciente de Cibercuba recoge imágenes de capturas de conversaciones de WhatsApp, en las que varios jóvenes cubanos denuncian el aumento de “actos de acoso y agresiones por parte de efectivos del Minint, presuntamente motivadas por la vigilancia sobre el movimiento Clandestinos”.

Asimismo, el usuario de Facebook Andy Prada, desde un punto de conexión Wifi en Santiago de Cuba, hizo un directo en el que narró que un oficial de la Seguridad del Estado le visitó para “amenazarlo” por una de sus publicaciones anteriores, fechada el 3 de enero.

En esa publicación Prada, a propósito de las acciones de Clandestinos, instó a los jóvenes como él a “despertar”, “tomar partido”, y pronunciarse sobre la situación crítica que vive Cuba bajo el régimen dizque revolucionario.

“Las redes sociales son libres. Y yo pongo lo que quiera”, dijo Prada en su transmisión del jueves 9 de enero, donde alertó que a él nadie le iba a impedir que hiciera una directa y dijese lo que pensaba.

Posted by Andy Prada on Thursday, January 9, 2020

 

Si bien no hay reportes de que la vigilancia del Minint haya escalado a otras detenciones de presuntos Clandestinos, salvo las de Panter Rodríguez Baró y otro supuesto integrante del grupo en La Habana, el hecho de que muchos sean advertidos por sus acciones en redes demuestra la preocupación real que el régimen tiene por un movimiento que ha decidido pasar a la acción directa, como en los mejores tiempos de lucha y protesta contra las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista.

 

Desde que los Clandestinos se diesen a conocer con su polémica vertida de sangre de cerdo sobre bustos de José Martí, a inicios de año, los carteles y pronunciamientos de inconformidad e instigación a la acción en vallas publicitarias y propagandísticas, muros y paredes se han incrementado geográfica y cuantitativamente.

Es lógico que ello preocupe al gobierno, cuyo supuesto lanzamiento de su ente represor principal a los parques y puntos de conexión inalámbrica puede que sea la primera de muchas medidas, cual fiera que se siente amenazada.