“Revisaremos política hacia Cuba”: Washington contesta a Pasos de Cambio

Una alta funcionaria del gobierno estadounidense contestó a la iniciativa Pasos de Cambio y aseguró que la administración Biden trabaja para lograr una sociedad más abierta y democrática en Cuba.
Departamento-Estado
 

Reproduce este artículo

El gobierno de Estados Unidos dijo que revisará la política hacia Cuba y está comprometido con el cambio a favor de la democracia en el país en una carta de respuesta que envió este 31 de marzo a la iniciativa “Pasos de Cambio”.

En el documento, firmado por la secretaria adjunta del Departamento de Estado, Julie. J. Chung, y dirigida a la opositora cubana Rosa María Payá, la funcionaria asegura que su gobierno está al tanto de “los arrestos arbitrarios” contra líderes de la sociedad civil.

Además, dijo que están monitoreando la situación humanitaria y que desean una sociedad más democrática y abierta y un sistema que respete los derechos humanos. “Compartimos muchas de sus preocupaciones”, aseguró la alta funcionaria.

Pasos de Cambio es una iniciativa impulsada por cubanos dentro y fuera de la isla, que envió el pasado 12 de febrero una lista a la Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Congreso de los Estados Unidos, sobre la nueva política hacia Cuba.

“La revisión de la política de los Estados Unidos hacia Cuba debe ser en apoyo a la democracia y las elecciones libres y plurales, sin realizar concesiones unilaterales, sino condicionadas a pasos irreversibles hacia el reconocimiento de los derechos humanos”, indica la misiva.

Se recibieron 162 propuestas solo o en el tema de la política exterior de los Estados Unidos hacia Cuba. De acuerdo con los firmantes, cualquier eventual proceso de negociación que involucre al actual régimen cubano debe reconocer como interlocutores a los miembros de la oposición y sociedad civil.

Además, debe incluir la liberación incondicional de todos los presos políticos en Cuba, el respeto en la ley y en la práctica a los derechos humanos fundamentales como la libertad de expresión, asociación y manifestación pública, entre otras medidas.

Las declaraciones llegan en medio de un ambiente caldeado por la posibilidad de que Biden siga la política de acercamiento sin concesiones asumida por el anterior presidente demócrata, Barack Obama.

Grupos de la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, y congresistas cubanoamericanos, se han movilizado para impedir que el presidente asuma la “línea Obama”, pero todo parece indicar que Biden no es un político del mismo tipo.

Entrevistado por ADN Cuba, el influyente abogado cubanoamericano Willy Allen aseguró que “Biden no es Obama. Biden tiene 47 años de experiencia lidiando con asuntos internacionales y tendrá a dos cabezas muy influyentes cerca que no tienen ninguna simpatía por el régimen cubano y saben cómo llevar estos temas”.

Por otra parte, el jefe del comité de Exteriores del Senado y cercano colaborador de Biden, Bob Menéndez, declaró durante una entrevista con el periodista Juan Manuel Cao, reproducida por ADN Cuba, que el mandatario no seguiría el camino de concesiones unilaterales.

Cuando Cao preguntó al representante de New Jersey en la cámara alta si Biden seguiría la política de deshielo al estilo de Obama, este contestó: “por todos mis instintos y conversaciones, eso no es lo que va a pasar”.

Antes, también dijo: “Yo creo que hasta esos que están dentro de la administración, el cuerpo de Seguridad Nacional y el Departamento de Estado, entienden que el esfuerzo de Obama no rindió lo que esperaban”.