FHRC a Biden: No se deje engañar por segunda vez

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC) solicita al presidente Biden que apoye “al pueblo que hoy está en las calles exigiendo sus derechos, no a sus opresores”. 
FHRC a Biden: No se deje engañar por segunda vez
 

Reproduce este artículo

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC) emitió un comunicado de prensa este viernes 12 de agosto en el cual solicita al presidente Biden que apoye “al pueblo que hoy está en las calles exigiendo sus derechos, no a sus opresores”. 

Según la declaración de la organización sin fines de lucro, “la élite autocrática cubana, después de llevar el país al colapso total, ha lanzado una ofensiva de influencia y cabildeo en Estados Unidos. Estos promotores de los intereses de la oligarquía cubana solicitan que, en nombre del dolor que sus desastrosas políticas han impuesto a los ciudadanos, se hagan concesiones que faciliten el enriquecimiento de sus opresores. Sabemos que muchas personas decentes pueden ser engañadas con esos argumentos”.

Al mismo tiempo, el comunicado recuerda que durante la administración de Barack Obama el gobierno de los Estados Unidos decidió “experimentar con una nueva política de mano extendida confiando que sería reciprocada, pero no lo fue. Al contrario, aumentó la represión contra los disidentes y el acoso y asfixia de los emprendedores”, y pide que no se olviden esos elementos.  

El comunicado también alerta sobre los “agentes de influencia que quieren conducir a la Administración Biden a cometer el mismo error”, alegando que “las concesiones y ayudas que solicitan “para el pueblo cubano” sólo servirán para sostener a sus opresores y a un régimen de gobernanza fallido que es la causa de la tragedia cubana”, pues la organización considera que “la oligarquía cubana se ha tornado más brutalmente represiva de lo que ya era entonces”. 

“Hoy hay más de 1000 presos políticos y el nuevo Código Penal legaliza la represión arbitraria de todos los derechos humanos básicos. Abrirle la mano a esa casta después del 11 de julio sería como querer reeditar el fallido intento de Obama para pactar una transición a la democracia en Myanmar después que los militares se fortalecieron con aquella iniciativa y se tornaron más criminales que antes” asegura el comunicado.

Además, la FHRC expresa que “las desgracias que hoy sufre el pueblo cubano” no se deben a las medidas adoptadas en contra del gobierno cubano o a la ocurrencia de eventos extremos, sino que “son resultado de decisiones políticas de una oligarquía incompetente, egoísta y represora”.

“EEUU ha vendido a Cuba más de 6,800 millones de dólares en alimentos y medicinas desde 2001. ¿Que hizo con esas mercancías la casta militar? En su mayoría las ha revendido en dólares con precios superiores al 240% del costo de importación a una población que no gana salarios en esa moneda. El embargo no impidió que se adquiriesen esos productos, pero la dictadura sí bloqueó a aquellos cubanos que no pudieran pagarles en dólares o a precios desorbitantes para adquirirlos” expresó también la fundación en su pronunciamiento.