“Voy a esperar que me dé un infarto”: cubanos reclaman por escasez de medicamentos
¿Cuáles son las garantías de los medicamentos de producción nacional y los que necesariamente deben ser importados? Varios ciudadanos cubanos denuncian la escasez de medicamentos en el país y su angustiosa situación debido a sus padecimientos
Farmacia cubana desabastecida. Foto: AFP

Durante el balance anual de BioCubaFarma, celebrado a finales de febrero en el capitalino Palacio de Convenciones, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, aseguró que este Grupo Empresarial ha logrado importantes resultados.

Refiriéndose a los resultados de BioCubaFarma, Díaz-Canel destacó el cumplimiento del plan de exportaciones con la comercialización de más de trescientos productos en 43 países, y señaló que no hay ninguna organización cubana que produzca ese número de renglones y pueda expórtalos a tantas naciones.

Pero, ¿cuáles son las garantías de los medicamentos de producción nacional y los que necesariamente deben ser importados?

El sitio Cubanet publicó un reportaje audiovisual donde varios ciudadanos cubanos denuncian la escasez de medicamentos en el país y su angustiosa situación debido a sus padecimientos.

Pedro Acosta Peña, quien padece de hipertensión arterial crónica, refirió que “hace más de tres años hay serios problemas con la falta de medicamentos, específicamente con los de la presión”

“Llegado un momento estuve hasta dos meses sin poder tomar el medicamento y eso me provocó serias afectaciones, tuve incluso inflamación en el corazón”, comentó.

Acosta Peña, denunció además que estuvo mucho tiempo que tomaba el medicamento durante un mes, y al siguiente no podía, porque ya no había.

“Usted va martes o jueves -que es cuando abastecen la Farmacia del Casino (La Habana) y se encuentra colas inmensas y esperas… y el medicamento no viene, o viene muy poco y no te alcanza. No importa que tengas tarjetón, eso no te garantiza tenerlo en tiempo”, precisó.

“Desde enero del 2019 puede que en un momento determinado haya habido, pero yo deje de ir porque no lo encontraba y decidí garantizarlos por otras vías”, dijo.

Este cubano contó que tiene un vecino que toma varios medicamentos y le dijo: “estoy esperando que me dé un infarto, porque yo no puedo comprarlos por otra vía, y cuando aparece uno me falta el otro.

En tanto, Felina María Pupo Suárez, que padece úlcera gástrica, narró a Cubanet que “del 2016 al 2020 ha adquirido los medicamento que necesita, sólo dos veces”.

“Mensualmente deben ir cinco pomos de omeprazol a la farmacia, pero la mayoría de las veces dan uno o dos. Yo le he preguntado a la administradora de la farmacia, por qué si ese es un medicamento que está controlado, pueden faltar tres pomos. Tengo tarjetón desde el 2011 y está en blanco, porque casi nunca he podido adquirirlos”, explicó.

Pupo Suárez describió que “desde el 2011 hasta la actualidad hago crisis muy fuertes cuando me falta el medicamento, me dan vómitos, no puedo comer, si como me siento mal, si no como también. Según el especialista no debo dejar de alimentarme, pero si no tengo el medicamento y hago crisis me pongo peor. Entonces, lo que hago es dejar de comer para sentirme bien”.

Felina, comenzó hace cinco meses a  tener un padecimiento que le provoca la caída del cabello.

“Para esta situación me recetaron cuatro medicamentos, de los cuales solamente conseguí uno después que visitamos ocho farmacias y en ninguna los había. Cada día estoy más crítica”, aseguró.  

El audiovisual se concluye con una interrogante que plantea Acosta Peña:

“¿Cuántas personas no habrán muerto en el país por no tener sus medicamentos?”

De eso no se habla, afirmó.