Verano barato en La Habana: un viaje en el tren de Guanabo

 

Verano 2019: Vívelo”, es el slogan que acompaña las actividades organizadas desde el aparato estatal en Cuba por el verano, que incluyen “el acondicionamiento de áreas de baños como piscinas, playas y ríos con la adecuada higiene y seguridad”, de acuerdo con las autoridades de la isla.

El transporte hacia y desde las áreas de recreo, sin embargo, es una de las principales preocupaciones señaladas por la población.

El sábado 20 de julio, por ejemplo, reabrió la ruta de transporte ferroviario Habana Vieja-Guanabo, para reforzar el traslado de personas hacia las playas del Este.

Pero la estación de Guanabo se encuentra todavía en proceso constructivo, y ni siquiera cuenta aún con asientos o un techo adecuado para protegerse del sol y la lluvia.

El tren que cubre la ruta Habana Vieja-Guanabo— una opción barata para quienes buscan llegar las Playas del Este desde la capital—, tiene 4 vagones de 32 plazas cada uno, y solo realiza un viaje de ida a las 9:00 am y otro de vuelta a las 6:05 pm.

El recorrido demora aproximadamente 1 hora y 40 minutos.

El viaje de ida hacia la playa demostró ser una opción segura, pero durante el viaje de regreso, ADN CUBA pudo documentar altercados, protagonizados por personas en estado de embriaguez.

En un reciente reportaje de ADN CUBA sobre las ofertas recreativas para el Verano 2019, la mayoría de los entrevistados en la capital dijeron estar inconformes con los elevados precios de las ofertas más populares, el transporte y la programación televisiva.

Según consideró el presidente Miguel Díaz-Canel en una reunión donde se analizaron las propuestas para el actual periodo estival, las ofertas recreativas se consideran “programas priorizados”, con los que el gobierno busca “ofrecer mejores y más variadas opciones” para la calidad de vida de la población.

 

 

El tren de Guanabo, además de ser la opción más barata (solo cuesta 1 CUP), es considerado por muchos como más seguro que ómnibus y camiones, debido a los altos índices de accidentabilidad en las carreteras de la isla.

Al respecto, el gobierno de La Habana creó el plan Vía Verano, con un grupo de regulaciones para los transportistas, en vigor desde el 1 de julio y hasta el próximo 2 de septiembre.

El objetivo del plan, según explicaron autoridades en el programa Mesa Redonda, es “transportar con seguridad a la población desde y hasta las playas del Este”.

Los ómnibus y camiones de centros de trabajo que transportan pasajeros o suministros hacia las playas del Este, el oeste y centros recreativos, deberán tener la certificación Vía Verano, que se emitirá en la Dirección de Seguridad Vial de la Dirección General de Transporte de La Habana”, explicó Carlos Amador Silva, director de Seguridad Vial de la Dirección General de Transporte de la capital.

Para obtener esa certificación los choferes debieron presentar la carta del director de la empresa autorizando al vehículo a tales funciones, así como un certificado del diagnóstico de la Planta de Revisión Técnica. Además, los carros estatales solo fueron autorizados a permanecer en las playas hasta las 7 de la noche.