Varias familias en la calle luego de derrumbe en edificio de Centro Habana

En plena crisis sanitaria por el coronavirus varias familias se quedaron en la calle en Centro Habana, luego del derrumbe del edificio donde vivían
 

Reproduce este artículo

Un edificio en peligro de derrumbe colapsó este martes en el municipio de Centro Habana. Varias familias, que al menos pudieron sobrevivir, se quedaron en la calle en medio de la crisis sanitaria por el coronavirus.

Este es otro flagelo que causa muertes en Cuba. Un peligro que no depende de vacunas, sino de la mala gestión del gobierno en la construcción y reparación de viviendas.

Tras el derrumbe del edificio, Maylín Legañoa, periodista de Telemundo 51, compartió imágenes del incidente ocurrido en un barrio habanero que actualmente se encuentra en cuarentena reforzada, por el alto número de casos de coronavirus que son habitantes de esta zona.

Una de las vecinas de la edificación afectada, ubicada entre las calles San Miguel y Gervasio en Centro Habana, comentó en un video posteado en redes sociales del programa Hola Ota-Ola: “No podemos seguir viviendo aquí. Necesitamos que alguien nos considere. Estamos en derrumbe (…) Escuchamos que nos van a ayudar hace mucho tiempo y no hacen nada por nosotros”.

Según las imágenes compartidas en las redes sociales, el techo del edificio colapsó y provocó el derrumbe. El lugar está lleno de escombros y los vecinos sacan todas sus pertenencias para el medio de la calle: muebles, colchones, equipos electrodomésticos, entre otros objetos personales a los que se aferran en medio del desastre.

“Todos estamos tirados en la calle porque no podemos estar en nuestras casas ya que están deterioradas”, precisó la vecina en el video, donde además afirmó que allí viven varios menores de edad, los cuales también se encuentran en las calles ante esta situación.


Según las imágenes compartidas en las redes sociales, el techo del edificio colapsó y provocó el derrumbe. El lugar está lleno de escombros y los vecinos sacan todas sus pertenencias para el medio de la calle: muebles, colchones, equipos electrodomésticos, entre otros objetos personales a los que se aferran en medio del desastre.

“Todos estamos tirados en la calle porque no podemos estar en nuestras casas ya que están deterioradas”, precisó la vecina en el video, donde además afirmó que allí viven varios menores de edad, los cuales también se encuentran en las calles ante esta situación.

Hasta el momento no se conoce que ningún representante del Puesto de Mando Municipal de Reducción de Desastre del Gobierno de La Habana, se haya presentado en el lugar del derrumbe, ni ningún otro representante estatal.

Esta es una edificación, como la mayoría de la zona, con un pésimo estado estructural y en peligro de derrumbe desde hace varios años. Con el paso del tiempo son más los inmuebles que colapsan, las familias que quedan abandonadas y las víctimas fatales de estos derrumbes.

El pasado 11 de marzo, otro derrumbe en La Habana Vieja, colindante a Centro Habana, específicamente en Inquisidor, entre las calles Luz y Acosta, dejó un muerto, un joven de 25 años y tres personas heridas.

Este año sucedió además el trágico suceso que provocó la muerte de tres niñas de entre 10 y 11 años de edad, que fallecieron tras derrumbarse un balcón en las calles Revillagigedo y Vives, en el barrio de Jesús María, en La Habana Vieja.

Más de 3 mil 855 derrumbes parciales o totales de edificios se han registrado en La Habana entre 2000 y 2013, sin incluir 2010 y 2011 cuando no se guardaron registros.

En tanto, no se ve una respuesta concreta del régimen. El Programa de la Vivienda en Cuba debe satisfacer un déficit habitacional que asciende a más de 929 mil hogares, según cifras ofrecidas por Cubadebate a mediados de 2019. Pero incumple.

Cada vez empeora más el deterioro de las viviendas, a partir de la acumulación de años sin adecuados procesos de mantenimiento y rehabilitación, la escasez de materiales de la construcción y la burocracia que demandan todos los procesos vinculados a este tema.