Vanito Brown: Basta de tanta falta de respeto y abuso

“Lo que ha sucedido frente al Ministerio de Cultura evidencia que la represión ni ha sido, ni es, ni será, el camino a la realización urgente e inequívoca de la idea martiana 'Con todos y para el bien de todos'”, expresó el cantante cubano
Vanito Brown. Foto: Facebook del artista.
 

Reproduce este artículo

El cantante y compositor cubano, Vanito Brown, una de las principales voces de su generación, se sumó a los artistas de la isla, que han condenado la represión policial y la agresión de funcionarios públicos, contra artistas y periodistas independientes, que se reunieron este 27 de enero frente a la sede del Ministerio de Cultura (Mincult) en La Habana, para exigir libertades artísticas y la liberación de otros creadores detenidos arbitrariamente por la Seguridad del Estado o bajo arresto domiciliario.

“Todos los cubanos, sin excepción de raza, credo, estética, ideología, etc, somos parte de la cultura cubana. Lo que ha sucedido frente al Ministerio de Cultura evidencia que la represión ni ha sido, ni es, ni será, el camino a la realización urgente e inequívoca de la idea martiana Con todos y para el bien de todos”, expresó en su perfil en Facebook el artista.

Vanito, en 2003, luego de siete años de ausencia visitó La Habana y llenó la Sala Covarrubias del Teatro Nacional en solitario y junto a Habana Abierta en La Tropical, marcando -en este templo de la música popular- el récord histórico de diez mil personas, acontecimiento recogido en la película Habana Abierta, dirigida por Arturo Sotto.

Tras los sucesos de este 27 de enero frente al Mincult, donde fueron violentados artistas y reporteros independientes por agentes castristas vestidos de civil, uniformados, el ministro de Cultura, Alpidio Alonso y los viceministros Fernando Rojas y Fernando León Jacomino; el reconocido músico, natural de Santiago de Cuba, señaló:

“(…) no puede considerarse legítimo un referéndum constitucional que no se basó en esta garantía mínima, entre otras tantas, porque excluyó a un número considerablemente grande de población exiliada y emigrante de la que soy parte desde 1995. Estaban advertidos y era de esperar estos efectos de un artículo como el 349, sucesos tan vergonzosos y absurdos como el de San Isidro, el 27 N, los actos de repudio, el asesinato de reputación a diario en la prensa oficial que monopoliza los medios de comunicación, los arrestos e intimidaciones a artistas y ahora un ministro de Cultura agrediendo a un periodista, son la punta del iceberg de las consecuencias”.

“Del supuesto reordenamiento ni hablar”, añadió el cantante sobre las medidas anunciadas por el régimen para “concretar” la unificación monetaria en el país, lo que ha provocada un alza desmedida de los precios de productos y servicios, en medio de una profunda crisis económica agudizada en el contexto de la pandemia de coronavirus.

“Las nuevas generaciones necesitan ser escuchadas y en cualquier caso van a hacerse y se están haciendo escuchar. Sin estas no hay futuro. El futuro les pertenece y el lado de la represión de los derechos humanos, no es en mi opinión el lado correcto de la historia futura de Cuba, mi país natal. Soy cubano de pies a cabeza le pese a quien le pese, aunque me haya ido o más bien me haya tenido que ir como tantos cubanos '...no me fui, yo me alejé un poquito'”

“Está bueno ya de tanta falta de respeto y de tanto abuso”, concluyó Vanito Brown.

Entre los comentarios y reacciones que desató su publicación el escritor José M. Gómez, refirió: “Esta acción es un buen símbolo de la política cultural cubana de hace más de medio siglo: Acérquense, vamos a dialogar, ¡suábana! coge tu zarpazo. Hasta que, de alguna forma que ni vislumbro, se vuelva a confiar en una institución civil no habrá esperanza de diálogo”.

Represión contra artistas cubanos

 

Los artistas habían acordado con el viceministro de Cultura, Fernando Rojas una nueva ronda de negociaciones a través de varios correos en diciembre, y fueron hasta el Ministerio a pedir explicaciones por las injurias vertidas contra ellos en medios estales y en espera de que el funcionario cumpliera con su palabra.

ADN Cuba supo que el régimen rápidamente convocó a sus fuerzas de seguridad y cercó las calles para evitar otra manifestación como la del 27 de noviembre, cuando se congregaron allí más de 400 personas.

Los participantes fueron detenidos aproximadamente a la 1 de la tarde este miércoles, y las autoridades los fueron liberando durante la tarde y noche.

Los liberados denunciaron fuertes golpizas y ensañamiento con mujeres como Camila Lobón, Celia González y Solveig Font.

La poeta Katherine Bisquet informó en sus redes que al reportero independiente, Alfredo Martínez le fracturaron un dedo.

* Este medio intentó comunicarse con Camila Lobón y Celia González, pero no recibió respuesta. Cabe destacar que a los detenidos también les resetearon sus celulares.