Universidad Iberoamericana preocupada por salud de Anamely Ramos
La alta casa de estudios dijo haber hecho gestiones ante la embajada de Cuba en México, pero no dio más detalles al respecto en la escueta nota que compartió en redes sociales
Anamely Ramos
 

Reproduce este artículo

La Universidad Iberoamericana (México) mostró su preocupación por el estado de salud de su estudiante, Anamely Ramos, una de las huelguistas acuarteladas en la sede del Movimiento San Isidro, en la capital cubana.

También aseguró haber hecho gestiones ante la embajada de Cuba en Ciudad de México para conocer la situación de Ramos, pero no dio más detalles al respecto en la escueta nota que compartió la institución en redes sociales.

“Estamos profundamente preocupados por la salud y seguridad de nuestra alumna Anamely Ramos González por los actos de hostigamiento cometidos en su contra en La Habana. La Ibero ya ha buscado entablar diálogo con la Embajada de Cuba. Seguimos pendientes”, precisó.

Las protestas del Movimiento San Isidro iniciaron cuando el joven músico Denis Solís González fue condenado a ocho meses de prisión por ‘desacato’, tras ser detenido violentamente el 9 de noviembre de 2020, en las calles Habana y Paula, a unas cuadras de su casa, y le realizaron un juicio sumario dos días después.


Desde el 16 de noviembre en la sede del MSI, La Habana, 15 personas lograron ingresar y allí tenían planeado quedarse para leer poesía y realizar performances, bailes, a favor de la liberación de su compañero.

Desde su llegada, la calle se cerró en un operativo de decenas de policías y agentes de la Seguridad del Estado, que evitaban el ingreso de más disidentes al lugar. Dos días después, el 18 de noviembre, los sitiadores cortaron también el suministro de alimentos que una vecina, Daylys Bandera Rodríguez, intentaba llevar hasta la sede del MSI. Le robaron la comida y el dinero, denunció.

Ante el intento de rendirlos por hambre, nueve de los atrincherados anunciaban el inicio de la huelga; tres de ellos, de hambre y de sed. A la fecha quedan seis personas haciendo huelga.

La salud de dos de ellos, Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo, se deteriora a ojos vistas, según reportes de médicos que los atendieron. El primero tuvo que deponer ayer la huelga de sed para salvar su vida y poder continuar la protesta.

Los miembros del MSI sostienen que la presión internacional es indispensable para lograr la liberación del músico contestatario Denis Solís, principal reclamo de los manifestantes. Solicitan sobre todo la presión de organizaciones como la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y la Unión Europea.

Hasta el momento organizaciones internacionales se han pronunciado contra estos actos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); Artículo 19; Human Rights Watch, Cubalex y otros.