Tabaqueros de Las Tunas sembrarán frijoles y yuca debido a la crisis alimentaria
A veces no tienen combustible para el riego debido a la crisis económica por la que atraviesa el país, pero aun así están obligados a sembrar o pueden perder las tierras
Tabaqueros de Las Tunas sembrarán frijoles y yuca debido a la crisis alimentaria
 

Se puede tener una idea de cuán complicada está la crisis alimentaria por la que atraviesa el país cuando la administración de Miguel Díaz-Canel ha decidido mandar a los productores de tabaco a sembrar frijoles y yuca.

Según un artículo publicado este 7 de agosto por el estatal Periodico 26, miembros de la cooperativa de créditos y servicios 35 Aniversario, enclavada en la comunidad de La Veguita, en el municipio de Las Tunas, destinan parte de sus tierras, tradicionalmente dedicas al cultivo de tabaco, a la producción de alimentos.

Uno de estos es el caso de Juan Ramón Zaldívar Rodríguez, quien como parte del proyecto Prodecor, ahora utiliza sus tierras en la siembra de granos, mientras espera para inicial el cultivo de tabaco.

"Mis días son un poco complicados por el trajín de tantas líneas que estoy atendiendo; pero tengo a mis hijos trabajando conmigo en la finca, mi esposa y las nueras, por lo que les tiro parejo a todas", explica Juan Ramón y agrega que, "ahora mismo tengo para cosechar maíz, yuca, boniato y frijol caupí. Hice el compromiso de sembrar dos hectáreas de frijol común. Yo garantizo la comida de mi familia y ayudo al pueblo porque siempre aporto mis producciones a la cooperativa".

Este campesino explica que algunos años logra mejores resultados que en otros, algo normal en el sector, pero dice que siempre le alcanza para vivir. "Lo más difícil es cuando se da una situación con el combustible, que uno tiene un cultivo adelantado y entonces no se puede regar", situación ésta que se ha venido dando con regularidad en los últimos años debido a la crisis económica.

Otro caso es el de Idamir González Santiesteban, quien fue carpintero y transportista privado antes de dedicarse a la agricultura, algo que sucedió luego de que un día decidiera sembrar un saco de frijoles, y la cosecha fue tan buena que recogió 15 quintales.

"Yo quedé embullado. Y me metí en el mundo del tabaco, en el que he tenido buenos resultados hasta ahora. Poseo maíz, frijol y calabazas. Todo se lo doy a la cooperativa para la entrega a Acopio. He aportado algo a las escuelas, especialmente fruta bomba".

Santiesteban explica que aunque seguirá con el tabaco como cultivo principal, quiere "fomentar un poquito de ganado para la producción de leche y su entrega al Estado. También tengo unas ovejas y gallinas para la familia. He ganado mucho al no tener que buscar alimentos por ahí. Casi todo me lo puedo generar yo mismo".