Un "hermoso pastel con harina de vianda" como alternativa a la crisis alimentaria
De modo que Cuba llega a su modo a las tendencias del veganismo, pero en vez de crear alimentos sustitutos por atención al cuidado de la salud y la ética ambiental, lo hacen los cubanos por la escasez.
 

Reproduce este artículo

Con cubrebocas, camisas a cuadros y vestidos, celebraron en Songo La Maya un taller culinario en el que la novedad fue, según un reporte de la televisión local santiaguera, un hermoso pastel de harina de viandas.

En el evento emplearon los asistentes más de 50 horas en las que ensayaron con cárnicos, harina de maíz, pescado de agua dulce, es decir, productos nacionales. Porque a la larga lo que se proponen —deja entrever el periodista— es suplir la dependencia de productos importados.

De modo que Cuba llega a su modo a las tendencias del veganismo, pero en vez de crear alimentos sustitutos por atención al cuidado de la salud y la ética ambiental, lo hacen los cubanos por la escasez.

Para este curso se unieron la Asociación Culinaria y la Agricultura al Centro Universitario Municipal de Songo-La Maya.

Valora además el reportero que en ese espacio en el que varias personas se aglomeraron a pesar de la Covid-19, se buscan alternativas de alimentación. “Opciones que están en cada zona local y que en ocasiones no se tienen en cuenta. Divulgar y tener una alimentación sostenible es la intención de los cursantes y profesores”, añade.

Asimismo, indica el reporte que estos programas de agricultura suburbana y familiar constituyen “una experiencia sin dudas loable en tiempos de pandemia bloqueo y contracción económica internacional”.

Llegó, incluso, a calificarlo como “una manera de encontrar alimentación sostenible”.  

Veganismo a lo cubano por la escasez

Lea también