Restringirán acceso a Varadero

Autoridades de Matanzas informaron que restringirán el acceso al balneario de Varadero como parte del plan de enfrentamiento al nuevo coronavirus. ¿Querrán mantenerlo lo más desinfectado posible para los turistas?
Varadero
 

Reproduce este artículo

El Consejo de Defensa Provincial de Matanzas informó este sábado 23 de mayo que restringirán el acceso al balneario de Varadero, como parte del plan de enfrentamiento al nuevo coronavirus, que, hasta el momento, según estadísticas oficiales de las autoridades cubanas, ha provocado el contagio de mil 941 personas y la muerte de 82.

De acuerdo con autoridades de la referida provincia, la restricción permitirá proteger a los más de seis mil habitantes de la localidad, esencial en la actividad turística del país; controlar las ventas en la red de tiendas y frenar los posibles contagios de COVID-19 al impedir la circulación de vehículos y personas ajenas a ese Consejo Popular.

Así lo refirió la emisora local Radio 26, a la que Mario Sabines Lorenzo, vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial, declaró que “en la Península de Hicacos avanzan las obras para el desarrollo del turismo y su reapertura al ocio responderá a la decisión del país”.

Para implementar la restricción de acceso, que busca además “impedir el acaparamiento y el trasiego de personas que viola el aislamiento social”, las autoridades externaron que identificarán el transporte de los trabajadores de la construcción, el turismo y los habitantes de Varadero a partir de la semana próxima.

Según explicaron, ninguno de los que vive o trabaja en Varadero tendrá problemas en su acceso por la localidad, pero aquellos ajenos estarán impedidos de hacerlo, lo cual supone el reto de mantener abastecidas las localidades aledañas como Santa Marta, Boca y otras.

La medida de restricción del acceso a Varadero se da en un contexto de rumores que insinúan la posible reapertura de la isla al turismo internacional, que ve en Varadero uno de los destinos más atractivos de Cuba.

Si bien el régimen ha desmentido que piense en una inmediata reapertura, la ‘protección’ de Varadero parece responder también a una intención de mantenerlo con pocos casos de COVID-19 o lo más ‘desinfectado’ posible de cara al eventual regreso de turistas, máxime cuando en otros municipios de Matanzas como la cabecera provincial, de igual nombre, y Cárdenas, han registrado eventos de transmisión local y focos importantes de contagio.