Régimen permitirá exportar al sector privado a través de empresas estatales

El régimen cubano anunció este jueves que creará “facilidades de exportación” para el sector privado de la isla, aunque mediante empresas estatales “especializadas” que controlarán las operaciones
Captura de pantalla de comparecencia de Rodrigo Malmierca Díaz, Ministro de Comercio Exterior. Foto: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano anunció este jueves que creará “facilidades de exportación” para el sector privado de la isla, aunque mediante empresas estatales “especializadas” que controlarán las operaciones.

Rodrigo Malmierca Díaz, Ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, informó en el programa oficialista de televisión Mesa Redonda, que “se crearán facilidades para la exportación de formas no estatales”.

“La idea es que, tanto las cooperativas como los trabajadores por cuenta propia, puedan exportar a través de empresas estatales especializadas”, aseguró Malmierca Díaz.

Según el funcionario, lo implementarán de esta manera para no tener “que esperar a que estos últimos [los privados] tengan personalidad jurídica”.

Sobre esta medida, Malmierca Díaz dijo que se trata de un asunto complejo desde el punto de vista bancario y otra serie de factores que irán trabajando por el camino.

“Pero es importante lograr que las cooperativas y los trabajadores por cuenta propia también sean partícipes de este proceso de recuperación”, subrayó el funcionario de un régimen que, ante la debacle económica, agudizada por el coronavirus, no le ha quedado más remedio que apelar cualquier recurso.

“Debemos fortalecer los mecanismos locales de diversificación de bienes y servicios de exportación. Para ello se ha elaborado un mapa territorial con productos en tres categorías: consolidados, en desarrollo y en fomento”, explicó también el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, según reseñó la web de propaganda gubernamental Cubadebate.

El gobierno castrista con esta maniobra busca asegurarse el control de las exportaciones de negocios privados, mientras que mantiene a ese sector limitado entre otras cosas por no concederle personalidad jurídica, una condición solo disponible para empresas estatales y cooperativas.

Desde el Palacio de la Revolución, se reúsan a una transformación profunda de la economía que se dirige mediante un obsoleto modelo de planificación centralizada, y para la que se han anunciado negros pronósticos este año  

El reconocido economista cubano Carmelo Mesa-Lago, profesor de la Universidad de Pittsburgh, dijo recientemente que “las medidas tomadas por la Asamblea Nacional del Poder Popular y por el actual presidente han sido criticadas por la mayoría de los economistas cubanos como insuficientes, vagas y tímidas para enfrentar la crisis más seria desde los años 90 después de la caída de la URSS y el campo socialista”.

La relación económica de Venezuela con Cuba que alcanzó su cúspide en 2012-2013 con 16 mil millones de dólares, ya había disminuido a la mitad en 2018, en relación al PIB la contracción fue de un 22% a un 8% y dicho descenso continuó en 2019.

Antes de la Covid-19, las autoridades cubanas insistían que la crisis era “coyuntural”, pero obviamente era estructural. La meta oficial de crecimiento para 2020 se fijó en 1% pero CEPAL (2020) predice una caída de 3,7%. 

Mesa-Lago entre sus recomendaciones menciona aumentar la producción de alimentos, dando vía libre a todos los propietarios no-estatales en el campo, expandir el sector no-estatal, quitar las trabas a la empresa extranjera en Cuba (créditos, empleo de mano de obra, entre otras), y tomar medidas para proteger a los menos favorecidos por la crisis.