Régimen cubano decomisa 42 mil libras de cebollas a cuentapropistas
El régimen cubano decomisó 42 mil libras de cebolla a los trabajadores privados de Sancti Spíritus. En lo que va de enero las autoridades allí han realizado 11 decomisos por los elevados precios.
Régimen cubano decomisa 42 mil libras de cebollas a cuentapropistas
 

Reproduce este artículo

Autoridades del régimen decomisaron unas 42 mil libras de cebolla a cuentapropistas de la provincia de Sancti Spíritus en el centro del país. Desde inicios de año se han realizado allí 11 decomisos.

No solo los vendedores de cebollas se vieron afectados por una ola masiva de retenciones de mercancía; también fueron despojados de sus productos quienes expenden tomate (1465 libras), pepino (365), col (284) entre otros alimentos.

Así lo indicó Norbelio Guerra Angulo, jefe del puesto de mando provincial de enfrentamiento ante un reportaje del diario estatal Granma.

“Ante violaciones de precios se aplica la multa máxima. Ya se han retirado 12 licencias a trabajadores por cuenta propia y se han realizado 30 decomisos”, expresó el directivo.

La Gobernadora de ese territorio, Teresita Romero Rodríguez, en un contacto con periodistas dijo mostró la postura del régimen ante el aumento de los precios, siempre que ese incremento no sea dictado por ellos.

“El incremento de los precios no se puede enfrentar por una sola persona, tiene que haber un control popular, que todos reclamen sus derechos, tienen que involucrarse desde las instituciones estatales hasta la población”.

Junto con la implementación de la “Tarea Ordenamiento” en esa provincia se desató una cacería de brujas contra los cuentapropistas para se rijan por los topes de precios.

En Santi Spíritus se han realizado en lo que va de mes unas 4 300 acciones de control, apunta el periódico castrista. Más de 2 mil 100 multas se contabilizan ya: “456 a puntos de venta de productos agropecuarios, 17 a mercados agropecuarios estatales, 360 a unidades del Comercio, 77 a trabajadores por cuenta propia y 1 213 a personas que desarrollaban determinada actividad ilegalmente”, refiere el medio estatal.

Por su parte, en la provincia de Granma las multas son menores; pero superan las 500. En solo diez días esa provincia 612 ciudadanos fueron multados; 441 de estas sanciones están ligadas al sector estatal por la alteración de precios y la venta de alimentos por debajo de su peso o con pésima calidad.

Topes de precios y huelgas laborales

Luego del anuncio de la unificación monetaria en el país el régimen topó los precios y vigila a los trabajadores por cuenta propia. 

Muchos vendedores privados han decidido cerrar sus negocios en señal de protesta ante los precios del gobierno. Vender a tan bajo costo no les reportaría ninguna ganancia puesto que los precios se han disparado en todo el país.

En diciembre pasado, precisamente en Sancti Spíritus, unos 15 cuentapropistas que vendían carne de cerdo vencieron al Estado con una huelga de más de dos semanas.

Los trabajadores privados del mercado de la Plaza, en el municipio cabecera, decidieron no vender más carne hasta que el gobierno eliminara el precio topado de 30 pesos por libra. El precio exigido era de 45 pesos la libra para poder cubrir los gastos y obtener alguna ganancia.

Las autoridades del régimen allí cedieron y los cuentapropistas pudieron comercializar la carne en el precio exigido por ellos. 

Sobre el suceso la periodista independiente Aimara Peña González diría a Radio Televisión Martí:

 “Es algo muy significativo. En el territorio, varios cuentapropistas en diferentes momentos se han movilizado para efectuar esas protestas, para reclamar el derecho a poder trabajar, porque tienen patente y pagan impuestos. El estado no tiene la disponibilidad de carne para abastecer todos los mercados de la provincia, entonces simplemente tuvo que flexibilizar sus exigencias, porque nadie iba a ocupar el lugar de esos vendedores. Realmente el gobierno debería aprender esa lección, que es una floreciente sociedad cubana que no está simplemente dispuesta a obedecer reglas que han establecido otros, sin tener en cuenta las consecuencias que pueda tener”.