Régimen cubano abre las polémicas cuentas para donaciones de personas al gobierno
En la provincia Las Tunas ya se han habilitado dos cuentas para que el pueblo done dinero al gobierno, una en pesos cubanos (CUP) y otra en pesos convertibles
Cubanos en las afueras de una oficina bancaria
 

Reproduce este artículo

En la provincia de Las Tunas ya se han habilitado dos cuentas para que el pueblo done dinero al gobierno. En el Banco de Crédito y Comercio (Bandec) de este territorio se establecieron dos cuentas, una en pesos cubanos (CUP) y otra en pesos convertibles (CUC).

Según informó el medio oficialista Periódico 26, esta alternativa permite "recibir las donaciones de quienes deseen contribuir a costear la producción local de alimentos ante la situación creada en el país por la pandemia del nuevo coronavirus".

Ambas cuentas están tituladas a nombre de UPR Gobierno Provincial Donaciones COVID-19. La cuenta en CUP es la número 0664441233090212, y la de CUC es la 0664441233090428. Los depósitos próximamente podrán hacerse además vía Transfermóvil, Kiosco Bandec, o desde los cajeros automáticos y la banca telefónica, precisó al periódico localBandec Las Tunas.

“A estas cuentas irán no solo las donaciones en efectivo realizadas por ciudadanos o personas jurídicas no estatales; también se nutrirá de los aportes de pago de trabajos voluntarios efectuados por trabajadores y personas naturales a formas productivas de la agricultura u otras industrias en función y con destino a la producción local de alimentos”, refirieron funcionarios de la oriental provincial.

Bandec Las Tunas, precisó que ya se han recibido los primeros depósitos. El régimen castrista presidido por Miguel Díaz-Canel espera que los cubanos donen dinero para cofinanciar la producción de alimentos y otras actividades económicas en todas las provincias del país y el Municipio Especial Isla de la Juventud.

Hace poco más de una semana, en una reunión del ejecutivo sobre la crisis del coronavirus, el Ministro de EconomíaAlejandro Gilexplicó que ese dinero podría ser enviado a las arcas del estado en pesos cubanos o en CUC (moneda que en Cuba es equivalente al dólar), por parte “de las personas naturales que lo deseen hacer ante la situación creada en el país por la pandemia”.

No obstante, el gobierno negó esta semana que estuviese pidiendo dinero a los cubanos, luego de la indignación que provocara la noticia en cubanos de dentro y fuera del país.

En un texto publicado en la página de la Presidencia de Cuba, niega que el régimen haya siquiera sugerido que las personas envíen dinero al Estado, y que las cuentas fueron abiertas porque estaban recibiendo peticiones de donantes voluntarios.

La periodista empotrada en el Consejo de MinistrosLeticia Martínez, arremete con los medios independientes que publicaron las palabras del también viceprimer ministro, en un texto que pretende amortiguar el aluvión de críticas hechas al gobierno del que es vocera, y pinta nuevamente al castrismo como víctima.

En lo que la presidencia cubana maniobra para quitarse de encima el escarnio público, ruega a los acreedores del Club de París que le suspendan hasta el año 2022 el pago de su deuda y evitar mayores presiones a su economía, que sufre las consecuencias de la pandemia del coronavirus.