Amenazan a periodistas y activistas en Cuba con otra Primavera Negra

Represores amenazan a periodistas y activistas con detenerlos de manera permanente, en lo que sería una nueva “Primavera Negra” cuyo costo político el oficialismo pretende estar dispuesto a asumir
Dispositivo policial desplegado contra Héctor Luis Valdés Cocho
 

Reproduce este artículo

Represores del régimen cubano amenazaron a periodistas y activistas con detenerlos de manera permanente, en lo que sería una nueva “Primavera Negra” cuyo costo político, al parecer, el oficialismo estaría dispuesto a afrontar en el contexto del cambio político simulado que es el actual Congreso del Partido Comunista (PCC).

Uno de los amenazados fue el escritor y colaborador de ADN Cuba Abu Duyanah, quien, al igual que otros activistas y periodistas independientes, lleva días sitiado en su domicilio por efectivos policiales y de la Seguridad del Estado que le impiden su libre circulación.

Según declaró en una directa a través de las redes sociales de esta revista, sus vigilantes le advirtieron que durante el Congreso del PCC iban a “recoger” a todos los activistas “por criminales”.

“A mí me parece amenaza, pero ellos hacen lo que quieren. Dicen que nadie en el mundo se va a preocupar por nosotros, por lo que harán una nueva Primavera Negra”, dijo Duyanah.

En opinión de Omara Ruiz Urquiola, la amenaza es perfectamente realizable, pues el régimen está teniendo la complicidad de grandes medios de comunicación para vender el “cambio fraude” que significa el VIII Congreso del PCC y la renuncia de Raúl Castro al cargo político de mayor relevancia en el régimen.

“Juegan a cambiar las cargas semánticas, hay medios que le siguen la corriente e invisibilizan la situación represiva”, reflexionó Urquiola, que además condenó el acto de repudio y la detención de Luis Manuel Otero Alcántara este viernes, para frenar su performance de protesta en un garrote vil.

El performance tiene un peso visual importante y por eso lo reprimieron. No quieren un ruido visual ante el simulacro político de la falsa salida de los Castro del poder, agregó la también activista, una de las acuarteladas en la sede del Movimiento San Isidro en noviembre pasado, junto a Otero Alcántara y Duyanah.

Persistencia del cerco

Desde mediados de esta semana, agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y la Seguridad del Estado acosan y cercan a activistas y periodistas independientes, entre ellos varios colaboradores de ADN Cuba.

Según han dicho los propios represores a sus víctimas, la situación represiva se extenderá hasta que termine el Congreso del PCC.

El reportero independiente Héctor Luis Valdés Cocho dijo a esta publicación que los oficiales que desde este jueves lo mantienen sitiado le respondieron que “el estado de vigilancia va a durar lo que dure el congreso”.

Como muestra de la veracidad de ese empeño, Valdés Cocho compartió una imagen del dispositivo policial desplegado este sábado en la esquina de su casa, en las calles La Rosa y Ermita.

Similar situación vive Esteban Rodríguez, quien desde el miércoles se encuentra sitiado por la policía. “Según ellos se acabó la calle para mí, dicen que si salgo a las calles me detendrán”, denunció Rodríguez, que este sábado, al igual que la víspera, amaneció bajo un “arresto domiciliario” arbitrario.

Al reportero ciudadano también le dijeron “claramente” que esta vigilancia duraría al menos hasta cierre el cónclave del PCC, el próximo lunes.

Es una situación lamentable, para reprimir y hostigar al pueblo sí hay recursos, pero no los hay para resolver los problemas de los solares y de tantos cubanos necesitados, cuestionó Rodríguez en una breve directa que logró hacer antes de que le cortaran los servicios de internet y telefonía móvil, otra práctica a la que está acudiendo el régimen para silenciar las voces críticas durante los días del evento partidista.