Por falta de combustible reducen transporte público en La Habana

Dejarán de circular en la capital 140 ómnibus urbanos debido a la “baja disponibilidad de combustible”, informó este domingo el Ministerio del Transporte
Por falta de combustible se reducirá transporte público en La Habana
 

Reproduce este artículo

La frecuencia de viajes de ómnibus urbanos en La Habana se reducirá aún más debido a la “baja disponibilidad de combustible”, informó este domingo el Ministerio del Transporte. Alrededor de 140 autobuses dejarán de circular tras el déficit en el suministro.

Juan Julián Caballero, director general de la Empresa Provincial de Transporte, refirió a la prensa oficialista que habrá una disminución de los ómnibus en circulación, y se limitarán las frecuencias de sus salidas en las diferentes rutas que se cubren en la capital. La reducción también implicará un alargamiento en los horarios de salida.

El funcionario castrista señaló que “se preservan las rutas que transitan por las avenidas más importantes, las que tributan hacia el centro de la ciudad desde la periferia”. Según explicó, se priorizarán los recorridos establecidos por los corredores principales de Diez de Octubre, Alamar, Calzada de Güines y avenida 51.

Caballero, detalló que las medidas afectarán a unos 1.466 trayectos de varias rutas, principalmente a las 109 denominadas Alimentadoras, que cubren viajes de complemento y facilitan a los pasajeros llegar hasta las vías principales de la capital, donde viven 2,2 millones de habitantes.

El servicio de transporte público en La Habana no cubre actualmente la alta demanda de movilidad de la población, por lo que las nuevas medidas perjudicarán aún más a los capitalinos. Solo una parte de los cubanos puede acceder a la costosa alternativa de los transportistas privados, también limitados por el acceso al combustible.

En los últimos días se han reportado interrupciones del suministro eléctrico en casi todas las provincias del país. El régimen explicó en televisión nacional que las afectaciones estaban relacionadas con averías en varias unidades de diferentes termoeléctricas y “debido a problemas operacionales existentes en el puerto de Cienfuegos”. Uno de los buques que lleva el combustible para la generación móvil en la termoeléctrica “Máximo Gómez del Puerto de Mariel, en la provincia de Artemisa, presentó problemas, y también a los motores de generación existente en esa área.

El ministro de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz, compareció en el programa radio-televisivo Mesa Redonda para informar sobre la situación energética en el país y también reconoció: “se ha venido trabajando con bajos niveles de inventario de combustible en algunas regiones e incluso hemos tenido situaciones puntuales”.

La inestabilidad en el abastecimiento de combustible en el país ha prevalecido en los últimos años en la Isla, particularmente con el diésel y la gasolina.

Tags