Brigada Especial del Minint detiene a cubano que denunció sistema de salud

El joven Ramón Pérez Conde, conocido como “Moncho” Pérez y quien denunció el sistema de salud porque no querían operar a su anciana madre, fue detenido por efectivos de las tropas especiales del Ministerio del Interior y la Policía Nacional
Moncho Pérez, con la policía en la puerta de su casa
 

Reproduce este artículo

El joven Ramón Pérez Conde, conocido en redes sociales como “Moncho” Pérez y quien denunció el sistema de salud cubano porque no querían operar a su anciana madre, fue detenido este 17 de mayo por efectivos de las tropas especiales del Ministerio del Interior (Minint) y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR).

En la tarde noche del lunes, Pérez publicó un breve video en el que denuncia que la policía estaba en la puerta de su casa para llevarlo detenido: “ya me vinieron a recoger”.

Un jeep soviético de la PNR, varios uniformados de azul e incluso otro de la Brigada Especial del Minint, cuerpo de élite conocido como los “boinas negras”, llegaron hasta la casa del cubano, una persona muy crítica con el régimen en redes sociales.

Pérez quiso dejar constancia de la detención publicando el video. “Voy a filmar, para que me dejen tranquilo”, les dijo a los agentes, e inquirió para qué lo querían llevar arrestado.

Sin responder a su pregunta, un suboficial de los “boinas negras”, al tiempo que de mala manera le exigía salir de su hogar, le decía: “Filma todo lo que te dé la gana. ¡Vamos!”

A inicios de este mes Moncho Pérez también fue detenido por la Seguridad del Estado, cuyos agentes lo amenazaron con encarcelarlo si continuaba haciendo directas en redes sociales.

 

Hostigado por expresarse en redes sociales

En conversación con ADN Cuba, Pérez comentó que fue interrogado por el teniente coronel “Camilo”, quien le advirtió: “habla, pero no te sobrepases, en este país tienes que adaptarte a lo que digamos”.

Según el oficial, Moncho habría cruzado el límite, al solidarizarse con el artista contestatario Luis Manuel Otero Alcántara y declarar en redes sociales que Cuba no es una potencia médica, entre otras afirmaciones de carácter “contrarrevolucionario”.

Pero en ese momento, el joven aseguró que continuará diciendo lo que piensa y que no se siente intimidado por el interrogatorio de las fuerzas de seguridad del régimen.

Un vídeo del 5 de mayo muestra cómo a Pérez Conde la Seguridad del Estado lo ha asediado constantemente. En las imágenes se ve a un agente de la policía política vestido de civil que fue a llevarle una cita el mismo día que operaron a su madre.

Antes de ser apresado Pérez Conde compartió con sus seguidores y amigos unas imágenes de la operación de su madre. La anciana enseña una herida con 10 puntos a lo largo del cuello, donde antes tenía la lesión.

Para conseguir atención quirúrgica la señora refiere que tuvo que pasar por “cinco hospitales y tres policlínicos”, toda una odisea para alguien de 78 años de edad.

“Y el comunismo quiere que yo le dé gracias por la operación de mi mamá cuando llevo dos meses dando carreras”, aseguró Pérez Conde.

El 30 de abril un reporte de nuestra revista evidenciaba todas las penurias de estos cubanos para acceder a una operación en el país que pregona tener salud gratuita y de calidad para el pueblo.