"Habla, pero no te sobrepases": Seguridad del Estado amenaza a joven crítico

El cubano Ramón Pérez Conde, conocido en redes como Moncho Pérez, fue detenido por la Seguridad del Estado por denunciar que el sistema de salud cubano no quería operar a su madre de cáncer. Así lo amenazaron.
Ramon-Perez-acosado-SE
 

Reproduce este artículo

El joven Ramón Pérez Conde, conocido en redes como Moncho Pérez, fue detenido por la Seguridad del Estado, quien lo amenazó con encarcelarlo si seguía haciendo directas en redes sociales.

En conversación con ADN Cuba, Pérez comentó que fue interrogado por el teniente coronel “Camilo”, quien le advirtió: “habla, pero no te sobrepases, en este país tienes que adaptarte a lo que digamos”.

Según el oficial, Moncho ha cruzado el límite, al solidarizarse con el artista Luis Manuel Otero Alcántara y declarar en redes sociales que Cuba no es una potencia médica, entre otras afirmaciones de carácter “contrarrevolucionario”.

El joven aseguró que continuará diciendo lo que piensa y que no se siente intimidado por el interrogatorio de las fuerzas de seguridad del régimen.

Un vídeo de ayer 5 de mayo muestra cómo a Pérez Conde la Seguridad del Estado lo ha asediado constantemente. En las imágenes se ve a un agente de la policía política vestido de civil que fue a llevarle una cita el mismo día que operaron a su madre.

La noticia de la detención arbitraria trascendió gracias a la internauta Elianne Martínez Rodríguez, quien escribió un post que decía: “Anoche finalmente se llevaron a Moncho Pérez, ahora mismo no se sabe dónde está”.

Antes de ser apresado Pérez Conde compartió con sus seguidores y amigos unas imágenes de la operación de su madre. La anciana enseña una herida con 10 puntos a lo largo del cuello, donde antes tenía la lesión.

Para conseguir atención quirúrgica la señora refiere que tuvo que pasar por “cinco hospitales y tres policlínicos”, toda una odisea para alguien de 78 años de edad.

“Y el comunismo quiere que yo le dé gracias por la operación de mi mamá cuando llevo dos meses dando carreras”, aseguró Pérez Conde.

El 30 de abril un reporte de nuestra revista evidenciaba todas las penurias de estos cubanos para acceder a una operación en un país que se mofa de tener salud gratuita para el pueblo.

Pérez fue liberado sobre las 2:00 p.m., hora de Cuba. Estuvo preso en la estación conocida como La Oncena, ubicada en San Miguel del Padrón, La Habana.