Biden tiene la obligación de revisar política hacia Cuba, asegura prensa oficialista

Todo parece indicar que la prensa controlada por el PCC se alinea con su gobierno a pocas horas de la llagada del canciller Bruno Rodríguez a Nueva York, donde espera una nueva victoria en la votación contra el embargo en Naciones Unidas.
Joe-Biden
 

Reproduce este artículo

“No hay excusas para la demora y es una obligación moral para el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pronunciarse sobre el bloqueo a Cuba”, declaró este 22 de junio la prensa oficialista de la isla.

Asegura el periódico Adelante que, para Biden llegó la hora de mostrar el resultado de su revisión de la política a seguir con respecto a Cuba, “un clamor que recorrió ciudades estadounidenses y del mundo el fin de semana último”.

Todo parece indicar que la prensa controlada por el Partido Comunista se alinea con su gobierno a pocas horas de la llagada del canciller cubano Bruno Rodríguez a Nueva York, donde espera una nueva victoria diplomática en la votación anual contra el embargo en Naciones Unidas.

Desde 1992, en 28 ocasiones, la resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba” cuenta con amplio respaldo internacional y ha ganado esa votación no vinculante.

El gobierno cubano esperaba que Biden siguiera el camino de Obama, que restituyó las embajadas en ambos países y relajó el clima de enfrentamiento político, pero el nuevo inquilino de la Casa Blanca mantiene, en lo fundamental, la política de Donald Trump hacia Cuba.

“Si Biden quiere apoyar los derechos humanos en la isla y dar poder al pueblo cubano, puede comenzar por aliviar la crisis alimentaria con el fin a la prohibición de remesas y restaurar el derecho de viajar para los residentes en Estados Unidos”, estimó Adelante citando al académico estadounidense William LeoGrande, favorable a la política de Obama.

 

Joe Biden ante el “dilema Cuba”

 

Para el reconocido abogado cubanoamericano Willy Allen, Cuba necesita más a Estados Unidos que lo inverso, por eso busca a toda costa un acercamiento con Washington, pero sin ceder nada, aseguró a ADN Cuba el especialista.

“La situación dentro de Cuba es crítica, como saben todos, por esta razón, el gobierno cubano está buscando cómo agradar al estadounidense y lo seguirá haciendo”, aseguró. 

Biden podría utilizar esto a su favor y obligar a dar concesiones que obliguen al régimen a reconocer grupos disidentes y hacer reformas pro-mercado más profundas.

Biden no es Obama”, advierte Allen sobre la posibilidad de que el presidente demócrata caiga en el mismo juego de acercarse cándidamente al gobierno de La Habana.

“Biden tiene 47 años de experiencia lidiando con asuntos internacionales y tendrá a dos cabezas muy influyentes cerca que no tienen ninguna simpatía por el régimen cubano y saben cómo llevar estos temas”.

El anterior mandatario, Donald Trump, aumentó las sanciones contra la isla y volvió a incluir al gobierno cubano en la lista de países patrocinadores del terrorismo, dos medidas que la actual administración demócrata ni se ha molestado en revertir.

Por el momento, no parece que a Biden y su gabinete le preocupe mucho el tema Cuba ni quiera revisar a fondo la política hacia el país, concluyó Allen.