Policías que violaron a dos menores de edad en Cuba fueron condenados a 6 y 8 años de prisión
Seis y ocho años fueron las condenas de los dos policías acusados de abusar sexualmente de dos menores en Marianao. Irrisoria y ridícula son calificativos que familiares y usuarios en redes dan a la sentencia
El Palmar, Marianao

Seis y ocho años de privación de libertad fueron las condenas que la justicia cubana impuso a los policías que agredieron sexualmente a dos menores de edad en el municipio Marianao, en La Habana, a finales de abril.

Ello, de acuerdo con Maikel Márquez, tío político de una de las víctimas, que en redes sociales denunció los intentos de amaño del proceso judicial y la tibieza de las condenas a los oficiales, aun cuando Medicina Legal aportó evidencia de restos de semen en el vestuario de una de las víctimas y la defensa contó con dos testigos que lo presenciaron todo.

En declaraciones al youtuber cubano Ultrack, Márquez afirmó que se trató de un “supuesto juicio”, al que no dejaron entrar a nadie de la prensa, ya fuera “oficial” o “libre”. “Alegaron por todos los medios que todo era mentira por parte de las niñas. Gracias a dios aparecieron de la nada unos testigos del mismo barrio, que sí vieron todo lo que pasó”, detalló.

Según su relato, fue gracias al testimonio de los testigos que al agresor de su sobrina lo condenaron a ocho años de privación de libertad. “Los policías iban a quedar en libertad. Alegaron que las muchachitas les pidieron dinero y que ellos les dieron. Los testigos los pudo conseguir la mamá de mi sobrina. La fiscalía no conocía de esos testigos, pero el abogado los llevó. Por esa parte sí hay que sentirse satisfechos”, dijo Márquez, en referencia al buen trabajo del letrado que llevó el caso de las muchachas.

Sin embargo, denunció, sólo permitieron el testimonio de los testigos cuando la mamá de su sobrina, en el medio del juicio, advirtió que todo estaba siendo una mentira y que expondría eso en las redes sociales. 

Al hacerlo, un agente se acercó a la madre de la víctima y le pidió que se calmara, que todo se iba a resolver. Fue allí cuando llamaron a los testigos, puntualizó Márquez, que además criticó lo tibia que resulta la condena para los delitos imputados a los oficiales.

“Fueron ocho años al agresor de mi sobrina y seis al otro policía, que no violó a la otra chica, sino que la tocó… Con buen comportamiento ahorita al año están afuera. Por matar una vaca te echan más años”, se quejó.

Tal y como señaló el youtuber al que el familiar dio su testimonio, en cualquier país del mundo los delitos de agresión sexual, más aún si es agravada, conllevan a una condena gravísima. Sin embargo, en Cuba apunta a no ser así, quizás más aún en este caso porque los comisores fueron oficiales de la policía en activo.

“Uno dice: es la policía, pero no. Es el sistema, que lleva a eso. La policía no representa a nadie. La policía supuestamente es para proteger al pueblo, pero en Cuba no es así, es para proteger arbitrariamente al régimen”, denunció Márquez.

“Es algo bien triste. Una vez más el gobierno cubano se sale con la suya. Como eso muchas cosas pasan día a día. Afortunadamente con las redes se está perdiendo el miedo”, sentenció.

En abril, dos menores de edad de Marianao denunciaron que fueron violadas por dos policías, a lo que familiares y vecinos reaccionaron con indignación y salieron a las calles a exigir justicia, pese a las medidas de aislamiento social orientadas por el régimen por la pandemia de coronavirus.

Las niñas, según se relato, fueron detenidas por los oficiales y llevadas a un lugar alejado, donde abusaron sexualmente de ellas. Los agresores estaban bebiendo alcohol y tras consumar el acto criminal las abandonaron en las cercanías del estadio del Palmar.