Policía amenaza a familia de niño perdido hace 3 meses, en vez de buscarlo

El niño cubano, Yosvany Villar Ávila, de solo 14 años y residente en barrio habanero de Lawton, lleva tres meses desaparecido
Policía amenaza a familia de niño perdido hace 3 meses, en vez de buscarlo
 

Reproduce este artículo

La familia materna del niño cubano de 14 de años, Yosvany Villar Ávila, desaparecido hace tres meses, que fue amenazada nuevamente “por agentes del Gobierno vestidos de civil”, en su casa del barrio de Lawton, en La Habana. 

Airobis Ávila Pérez, madre del menor, afirmó a Diario de Cuba: “Mi hijo Yosvany sigue sin aparecer”. El miércoles "subimos nuevamente fotos del niño a Facebook para ver si alguien lo ha visto. Ya no sabemos qué hacer", subrayó.

De acuerdo al reporte del citado medio independiente, al día siguiente los presuntos funcionarios del régimen se presentaron en la vivienda de esta familia, donde residen siete menores de edad en muy precarias condiciones. 

Por su parte, Elena Pérez Alfonso, abuela del menor, dijo a Diario de Cuba: "Ya habíamos sido advertidas varias veces por la Policía de la unidad de Aguilera" para que "no subiéramos fotos del niño (a las redes sociales) ni habláramos con periodistas".

"Hoy vinieron por la tarde a la casa dos agentes vestidos de civil que nos amenazaron con meternos presas si continuábamos subiendo fotos y ofreciendo declaraciones", acotó Pérez. 
"Siempre nos repiten que esas fotos son aprovechadas por los enemigos de la Revolución para difamar al Gobierno y dañar a Cuba. Que confiemos en la Policía y que el niño va a aparecer", añadió. 

"(…) tenemos miedo de caer presas y que los niños queden pasando trabajo. Agradezco todo el interés que te has tomado en ayudar, pero, por favor, no vengas más, que no vamos a hablar", le expresó al reportero de Diario la abuela del niño. 
 

Del menor Yosvany Villar Ávila, no se tienen noticias desde el viernes 11 de diciembre, a las 9:00 de la mañana. “Estaba jugando en la esquina de la casa y desapareció”, dijo a Diario de Cuba en una nota anterior, la madre del niño.

“Estaba vestido con un short negro, pullover carmelita oscuro y zapatos colegiales”, precisó.

Yosvani estudiaba becado el séptimo grado en una escuela especial en el municipio Caimito, “porque tiene algunos problemas psicológicos”.