Plasma para tratar a pacientes graves de COVID-19: ¿Cómo lo hacen en Cuba?
Autoridades del MINSAP aseguraron este sábado que ya han ocurrido 17 donaciones de plasma sanguíneo de pacientes recuperados de la COVID-19 en Cuba.
Donación de plasma en Cuba
 

Reproduce este artículo

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba, ratificó este domingo que las autoridades sanitarias de la Isla utilizan el plasma donado por pacientes recuperados de la COVID-19 como "uno de los medios de tratamiento para lograr la recuperación de las personas" afectadas por la enfermedad.    

De acuerdo con el funcionario cubano, "ya seis provincias (…) desarrollan el protocolo de obtención del plasma sanguíneo para utilizarlo con fines de asistencia médica".

"Ya se incorporaron Cienfuegos, Sancti Spíritus, Villa Clara, Matanzas y Ciego de Ávila. Se habían recolectado 17 donaciones y se plantea que ya el impacto de su uso es ostensible en pacientes beneficiados a los que se les ha aplicado", precisó el doctor.

Durán García también especificó que, como requisito para hacer la donación, "se plantea que sean personas inmunocompetentes, que cumplan el tiempo de recuperación requerido ―no menos de 21 días―, que se sientan bien física y emocionalmente y que reúnan condiciones de salud indispensables para cualquier donación de sangre".

Según reportó Cubadebate esta semana, varias de las personas dadas de alta en Cuba donaron su plasma para la terapia de pacientes que están graves.

"Esperamos un tiempo, y una vez recuperado el paciente y verificado que el plasma está en condiciones de dar su propia inmunidad, se lleva a cabo el procedimiento", expresó Ricardo Pereda González, coordinador del Grupo de Expertos del MINSAP.

De acuerdo con el galeno, la comisión de expertos creada tras la llegada a Cuba de la COVID-19 se ha encargado de la investigación sobre el tratamiento con plasma sanguíneo de pacientes recuperados.  

"Hemos leído la literatura internacional, e inclusive hemos utilizado elementos que ya la medicina intensiva tenía evidencia de su utilidad: la ventilación prono o boca abajo en los pacientes; la utilización temprana de los antibióticos y la flexibilidad, o sea, escalar primero al máximo nivel, y si el paciente no evoluciona bien, cambiar de inmediato", aseguró Pereda González.

 

Una de las personas que ha donado plasma luego de sufrir la COVID-19 es el ambientalista cubano Rubén Darío Herrera, quien enfermó a finales de marzo.

"Mañana iré a donar sangre ―plasma― para que sea usado en los pacientes más graves con COVID-19 y en investigaciones para un tratamiento futuro. Creo que es lo menos que podemos hacer los que hemos visto la luz al final del camino", escribió en su Twitter la semana anterior.

Este sábado, el MINSAP informó 52 nuevos casos de coronavirus en la Isla, confirmados hasta las 23:59 horas de este viernes 24 de abril. El país suma 1.337 personas contagiadas por la COVID-19, desde que fuera detectada la enfermedad en territorio nacional el pasado 11 de marzo.

Asimismo, en la última jornada se reportaron dos nuevos fallecimientos a causa de la enfermedad provocada por el coronavirus SARS-CoV-2.