Piden quitar el gravamen del 10 % al dólar en Cuba
La petición del Observatorio Cubano de Derechos Humanos está encaminada a ayudar a los ciudadanos a paliar la crisis económica agravada por el coronavirus, y forma parte de un listado de diez medidas propuestas para enfrentar la pandemia
Personas cambiando dólares por pesos cubanos convertibles. Foto: 14 y Medio

Eliminar el gravamen del 10% del dólar norteamericano que aplica el gobierno cubano, es una de las demandas que el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) hizo este martes al régimen de Miguel Díaz-Canel ante el agravamiento en la isla de la pandemia ocasionada por el coronavirus.

La petición está encaminada a ayudar a los ciudadanos a paliar la crisis económica extremada en estas circunstancias, y forma parte de un listado de diez medidas multisectoriales para enfrentar la pandemia de coronavirus.

Según el comunicado de la Organización no Gubernamental con sede en Madrid, España, se pretende con estas sugerencias “aliviar la situación de las familias, proteger a los más vulnerables y necesitados, mitigar el peligro de contagio de nuestros médicos y estudiantes de medicina y apoyar a quienes pueden ayudar desde la sociedad civil a dar respuesta a los problemas generales que están generando la crisis sanitaria internacional”.

La ONG considera que “es importante destacar que varias de estas medidas pueden ser tomadas hoy mismo y sus efectos positivos serían inmediatos”.

Entre las demandas está la eliminación del impuesto del 10% que el Estado impone a los dólares estadounidenses, que llegan a la isla de varias maneras, pero una de las principales es las remesas que envían los emigrados a sus familiares en Cuba. 
Esta medida significaría para las familias cubanas en su conjunto un ahorro o alivio de millones de dólares y un estímulo para el incremento de la solidaridad familiar, dijo Marlene Azor, del OCDH.

Además, solicitan que las autoridades garanticen la entrega de alimentos en sus casas a las personas mayores o discapacitadas, así como activar centros de elaboración de comida para ancianos y pobres en las cocinas de empresas estatales o en hoteles controlados por el gobierno.

También, se exigió proveer al personal médico y sanitario de los implementos y equipos de protección imprescindibles para evitar el contagio.

“Que las fuerzas armadas y la policía se incorporen a labores como distribuir alimentos a grupos vulnerables como el de las personas de tercera edad”, es otra de las medidas recomendadas por la organización.

Otro pedido es el de la rebaja sustancial de las tarifas de telefonía y datos móviles que mantiene el monopolio estatal Etecsa, cuyas recientes medidas han sido juzgadas como insuficientes por la ciudadanía.

La OCDH también solicita al régimen que permita el acceso de los medios periodísticos independientes a las ruedas de prensa, que diariamente realizan lo funcionarios del Ministerio de Salud Pública; y que elimine las restricciones de acceso al mercado mayorista y a las importaciones para los trabajadores privados y pequeñas empresas o cooperativas.

Entre otros reclamos, la organización demanda eximir de impuestos a los productores agrícolas privados y a otros relacionados con productos de primera necesidad durante al menos un año para estimular e involucrar a los diversos productores.